sábado 23 de octubre de 2021
Exclusivo Gimnasia Una Pasión

Guillermo Barros Schelotto íntimo y su amor por Gimnasia

Guillermo Barros Schelotto mano a mano en Gimnasia una Pasión rompió el silencio después de años sin hablar en la Argentina y se refirió a su amor por el Lobo.

Guillermo Barros Schelotto es una institución en el fútbol argentino y su relación con el fútbol profesional está relacionado con Gimnasia. Si bien luego tuvo un gran paso por Boca, hoy recuperó su etapa como jugador Tripero en un mano a mano en La Cielo.

En diálogo con Gimnasia Una Pasión, el Melli rompió el silencio después de años sin hablar en la Argentina, tras su salida como entrenador Xeneize, y habló como pocas veces lo hizo de su relación con el Lobo.

“Yo soy un agradecido de Gimnasia. Desde el primer día que debuté ante independiente hasta hoy, el afecto que me da es increíble y soy yo el agradecido”, empezó diciendo el Mellizo en La Cielo.

Al ser consultado por lo que él cree que le dio al Lobo, Guillermo expresó: “Es difícil que yo pueda decirlo, y ahí es donde cuenta lo que dice la gente y piensa de lo que uno hizo”.

Emocionado por momentos, memoriozo y muy reflexivo, Barros Schelotto volvió a su origen y recordó: “Gimnasia era mi sueño Iba a la cancha desde chiquito, primero en la B y después en Primera. Yo vi a varios jugadores que eran mis ídolos, como el equipo de 1984. Charli Carrio era mi ídolo, yo estaba enamorado de todos. El que hacía el gol el fin de semana era mi ídolo”.

Y agregó: “Después me tocó debutar y jugué siete años maravillosos y el club estaba en un momento increíble, en el que brillaba y era ejemplo en el país”.

Al dar un parecer sobre la situación institucional de Gimnasia, el Melli explicó: “no tengo dudas que Gimnasia va a volver a ser el club en el que yo jugué y que estaba muy bien”.

Guillermo Barros Schelotto.jpg
Guillermo Barros Schelotto jugando con Gimnasia un clásico

Guillermo Barros Schelotto jugando con Gimnasia un clásico

Guillermo Barros Schelotto y su debut en Gimnasia

“El técnico de inferiores era Alberto González y a mi me suben de séptima a primera. Viene él y me dice, vení que te cuento algo ´te vas a tomar dos semanas de vacaciones porque vino el técnico de primera y me pidió dos jugadores´ y el primero era el Coco San Esteban y el otro era yo.

Le dijo a Gregorio Pérez tengo un enganche, chiquito y dijo no, no es muy chiquitito porque yo pesaba 56 kilos. Me vino a ver y cuando empezó a la práctica dijo no puedo poner a ese chico en primera porque se rompe. Y ahí fue Alberto el que me eligió. Ahí me pidió que me vaya dos semanas de vacaciones antes de entrenar con primera y me dijo que encare y que gambetee como hacía en mi categoría.

Fuimos de pretemporada y para mí era un sueño. Entré y comía en una punta, ni hablaba y estaba en una habitación con varios grandes y me trataban bárbaro".

Gimnasia.jpg
Guillermo Barros Schelotto en Gimnasia

Guillermo Barros Schelotto en Gimnasia

El Melli y el rol de Gregorio Pérez

“Me marcó a mí y a varios jugadores el camino que teníamos que seguir. Es una de las personas más serias y honestas que conozco el fútbol y es el día de hoy que sigue siendo igual, no ha cambiado.

Hasta el momento no habían debutado muchos jugadores de las juveniles y Gregorio si lo hizo y apostó por varios jugadores de las inferiores. Después vino Carlos Griguol y empezó una cosa increíble. Pero fue Gregorio Pérez el que le hizo ver a la dirigencia cual era el camino”.

Guillermo Barros Schelotto.jpg

Su debut en Gimnasia

“Con los años tomé dimensión de lo que viví porque en mi familia y mi grupo de amigos somos todos hinchas de Gimnasia, no había de otro equipo. Entonces lo que yo vivía el sábado o el domingo, me juntaba y lo volvía a vivir.

Domingo a la noche veíamos todos juntos el resumen y después el lunes al mediodía mi viejo venía rápido y almorzábamos con amigos y volvíamos a ver el partido y me acuerdo dónde comprábamos comida.

Imaginate lo que fue revivir cada partido mientras jugamos el 93, el 94 y la Copa Centenario y fue cumplir el sueño de toda mi vida y el que viví con todos mis amigos”.

comentarios