lunes 17 de mayo de 2021
Exclusivo CIELOSPORTS

Gimnasia y el clásico del 2005: el delantero que jugó apenas minutos y le hizo ganar otro auto al plantel

En la antesala de un nuevo Clásico Platense, reviví el clásico del 2005 en el que Gimnasia goleó a Estudiantes. El delantero que jugó minutos y sumó otro auto.

Gonzalo Vargas en CIELOSPORTS

Luciano Zaffiro

Por Luciano Zaffiro

El 12 de junio del 2005 Gimnasia recibió a Estudiantes en el estadio del Bosque y los hinchas Triperos vivieron una verdadera fiesta, luego de la goleada 4 a 1 de su equipo.

En la previa de ese partido, el por entonces presidente Albiazul, le había prometido al plantel que les regalaría un auto por cada gol de diferencia con el rival. Al día siguiente del partido, los futbolistas se pusieron en campaña para vender los tres automóviles y repartirse la plata como premio a la victoria y goleada.

Gonzalo Vargas fue uno de los jugadores importantes en ese partido, ya que con tan solo siete minutos jugados, convirtió un gol, el cual selló la goleada 4 a 1 y le valió el tercer auto al plantel. En diálogo con CIELOSPORTS revivió ese partido y su paso por el club.

“Era un auto por diferencia de gol con el rival y después terminó cumpliendo con los tres autos. Después los vendimos y repartimos la plata entre el plantel”, empezó contando Vargas al explicar la promesa con la que salieron a jugar ese partido. Y agregó: “fui responsable de hacer un gol que le valió un auto más al plantel, pero dividimos entre todo el plantel cómo se organiza previo al inicio de cada campeonato”.

Gonzalo Vargas jugó un puñado de minutos en el clásico en el cual Gimnasia goleó a Estudiantes por 4 a 1 y que le valió al equipo no solo una gran alegría, sino una repuntada en el campeonato.

SE CUMPLE UN NUEVO ANIVERSARIO DEL 4 A 1 EN EL BOSQUE

“Ese clásico nos sirvió para repuntar porque nosotros venía allá abajo y ellos venían muy bien. Ese partido fue nuestro despegue”, recordó el ex delantero entre el clásico y lo que le significó al equipo.

Y agregó: “yo jugué siete minutos ese clásico, pero fueron espectaculares. Me acuerdo que tuve dos oportunidades y las erré, pero terminando el partido hice el cuarto gol. Lo viví con mucha emoción porque fue un tremendo partido nuestro”.

Vargas.jpg
Gonzalo Vargas festejando un gol en Gimnasia

Gonzalo Vargas festejando un gol en Gimnasia

EL PEDIDO EN GIMNASIA AL FIRMAR

Gonzalo Vargas llegó a Gimnasia para reemplazar a Nicolás Frutos, delantero que había sido vendido luego de una gran campaña. Al comienzo le hicieron sentir el rigor de los hinchas y un pedido claro le ubicó donde estaba.

“Ni bien llegué al club me pidieron que haga un gol en el clásico. El día que me presenté ya había gente esperándome y lo primero que me decían era lo que significaba el clásico y me decían que se conformaban con que haga un gol en el clásico”, revivió el ex delantero uruguayo quien tuvo dos etapas en Gimnasia.

Vargas tuvo un gran primer paso por el Lobo y por eso no duda al explicar que “ese año y medio fue lo mejor que viví en mi carrera. La gente me gritaba uruguayo y mi familia se emocionaba en cada tribuna, y yo no había imaginado vivir todo lo que viví en el club. Me tocó ir a Gimnasia y consagrarme en lo personal como nunca lo había imaginado”.

GIMNASIA 4 ESTUDIANTES 1 CLAUSURA 2005

LAS SEÑORAS QUE LO MOTIVARON EN GIMNASIA

La primera etapa de Gonzalo Vargas en Gimnasia lo encontró jugando 55 partidos y marcando 27 goles, los cuales le valieron una venta al fútbol francés. Pero el inicio era fuerte para él.

En su primer partido en el Lobo, el uruguayo convirtió y le demostró a las señoras que lo habían apurado en la previa del encuentro que estaba a la altura. “En el primer partido que jugué me tocó convertir y ganamos 2 a 1. Pero antes del partido había dos señoras mayores que vinieron a saludarme al vestuario y me dijeron ´se acaba de ir Frutos, no es lo mismo, pero te deseamos toda la suerte del mundo´ (risas)”, recordó Vargas.

Y agregó: “me tocaron el culo. En ese momento siendo joven los comentarios me servían para comerme el mundo y quería demostrar que podía hacer lo que yo quería. Yo jugaba los partidos tres o cuatro veces por noche en la previa de Estancia Chica y soñaba los goles que después convertía”.

Gimnasia.jpg
El festejo de Gimnasia en la goleada 4 a 1 a Estudiantes en el 2005

El festejo de Gimnasia en la goleada 4 a 1 a Estudiantes en el 2005

DE PROMESA A GOLEADOR EN GIMNASIA

En un año y medio en Gimnasia, Gonzalo Vargas vivió grandes momentos, pero el más trascendental se dio en el último campeonato que jugó ya que se convirtió en el goleador de fútbol argentino.

“En ese campeonato que me tocó ser goleador me acuerdo que yo las primeros cinco fechas no había metido goles. Previo a la fecha 6 en un supermercado me cruzo una pareja. El hombre no me dirigió la palabra y la señora me dijo ´a ver si empezás a hacer goles querido´. Eso me tocó y dije tengo que empezar a hacer goles, por eso vine acá”, destacó Vargas otro momento que vivió afuera de la cancha y que le sirvió para festejar y hacer delirar a los hinchas.

comentarios