jueves 2 de diciembre de 2021
Historia Tripera

Gimnasia: ¿Dónde dirigió Griguol?

Amado y recordado en Gimnasia, Griguol también dejó su sello en otras instituciones del fútbol argentino.

En el panteón de los técnicos que marcaron la historia del fútbol argentino, así como la del Lobo, Carlos Timoteo Griguol tiene su lugar asegurado. Sus pasos por Rosario Central, Ferro y Gimnasia y Esgrima La Plata son parte del legado que dejó dentro y fuera de la cancha.

Central, Ferro y sus primeros títulos

Después de finalizar su carrera como futbolista, Griguol hizo sus primeras armas como director técnico en el club en el que se había retirado: Rosario Central. Luego de un breve interinato, se hizo cargo del equipo canalla y lo sacó campeón del Nacional 1973 en su primer año. Tendría dos etapas en la entidad rosarina.

Luego de breves pasos por Tecos de Guadalajara y Kimberley de Mar del Plata, Timoteo llegaría a Ferrocarril Oeste en 1980 para cambiar la historia del club de Caballito. Tras pelear hasta el final dos temporadas seguidas y quedar a las puertas de la consagración, el entrenador le daría a Ferro el primer título de su historia con la obtención de manera invicta del Nacional 1982; dos años más tarde repetiría con el Nacional ’84. Serían dos sus etapas en el Verde.

RC4y4HABZ_720x0__1.jpg
Carlos Timoteo Griguol, emblema de Gimnasia del fútbol argentino

Carlos Timoteo Griguol, emblema de Gimnasia del fútbol argentino

Gimnasia y un legado eterno

Un paso de un año (1987/88) por River, donde obtuvo la Copa Interamericana '87 pero nunca pudo acomodarse, y tras su segunda etapa en Ferro, Carlos Timoteo Griguol se tomaría un tiempo para elegir un proyecto y lo encontraría en Gimnasia. “El Viejo” llegó al Lobo en 1994 para armar un equipo que protagonizó esa década peleando torneos hasta el final y logrando plena identificación con el hincha tripero.

En Gimnasia serían tres las etapas de Timoteo, dejando una huella imborrable. En el medio tuvo cortos pasos por el Betis español y por Unión de Santa Fe, para ocupar por última vez un banco de suplentes al frente del primer equipo tripero en la fecha final del Clausura 2004. Ese sería el epilogo de una trayectoria intachable que dejó un legado en cada institución en la que trabajó y que el Lobo lleva como bandera.

comentarios