jueves 24 de septiembre de 2020

Números que hablan

Si debuta como visitante se le hace casi imposible

El pasado sábado el primer equipo de Gimnasia igualó 1-1 con Lanús, sumando un punto en el inicio de la Superliga. Por cómo se dio el encuentro, arrancando en desventaja, el punto termina valiendo, pero también lo hace desde la estadística.

Sucede que la última vez que el Lobo comenzó un torneo como visitante y pudo sumar de a tres fue en el Apertura 2001, el 19 de agosto, cuando se impuso por 2-1 en el Estadio 15 de Abril ante Unión de Santa Fe con goles de Claudio Enría y Facundo Sava.

Desde entonces inició 13 torneos jugando fuera de casa, y no ganó en ninguno: en 7 oportunidades comenzó con una derrota, mientras que en las 6 restantes, contando la del pasado fin de semana, al menos pudo rescatar una unidad.

Entre el Apertura 2002, el Clausura 2004 y el Apertura 2004 encadenó tres empates seguidos, todos 0-0, primero ante Talleres, luego frente a Boca y finalmente ante Almagro. Luego llegó el turno de las caídas, con cinco de manera consecutiva.

En el Clausura 2006 debutó cayendo con Colón por 1-0, y luego en el Apertura de ese mismo año inició con un 1-3 ante Arsenal. En el Clausura 2008 cayó con Tigre 2-1, en el Clausura 2009 Newell’s lo venció por 3-0 y finalmente en el Clausura 2010 fue superado 1-0 por Godoy Cruz.

Luego, en el Clausura 2011, comenzó igualando ante San Lorenzo por 1-1. Tras la vuelta a Primera en el Final 2014 cayó en el Monumental ante River por 1-0, y luego en el Transición 2016 perdió en el Sur por 2-0 frente a Banfield.

Hasta el sábado el último estreno fuera del Bosque había sido un verdadero partidazo, en el recordado empate por 4-4 frente a Defensa y Justicia en Florencio Varela, en el debut de Mariano Soso en la conducción del primer equipo.

comentarios