miércoles 30 de septiembre de 2020

Exclusivo CIELOSPORTS

Sergio Dopazo y la definición del Clausura 95’: “Los dos equipos estaban incentivados”

El 25 de junio de 1995 el primer equipo de Gimnasia sufrió una dolorosa derrota a manos de Independiente que le costó el título: San Lorenzo venció a Central en Rosario y se llevó el Clausura. A 25 años de aquella jornada Sergio Dopazo puso el foco en un tema fundamental de aquella definición: la incentivación.

Los dos equipos estaban incentivados, tanto Independiente como Central. Eso fue en el  95’,  pero yo debuté en el 88’ y ya estaba la incentivación ”, afirmó el ex defensor Tripero en diálogo con CIELOSPORTS, aunque reconoció que es algo normal: “No hay que asombrarse. Lo que pasa es que nadie lo dice ”.

Sobre este tema resaltó que es algo recurrente en cada cierre de competición, y puso como ejemplo lo que pasó este 2020: “Pasa cuando uno llega a una instancia decisiva como esa, y pasó hace poquito cuando Boca salió campeón y River perdió el campeonato en Tucumán. Ahí pasó lo mismo, estaban incentivados los dos equipos”.

 

ASÍ FUE DESDE ADENTRO


En ese campeonato que perdemos en la última fecha ganábamos 300 mil pesos por salir campeón. Entonces le dije al grupo por qué no sacábamos 100 y se lo dábamos a Central. Y estuvimos todos de acuerdo ”, contó Dopazo sobre lo que habían hablado en la previa con el resto de sus compañeros.

Llamamos al Negro (Omar) Palma que en ese momento era el capitán de Central, y se lo ofrecimos ”, recordó, y explicó que lo mismo sucedió en el Rojo con San Lorenzo: “Así le pasó a los chicos de Independiente, que muchos fueron compañeros míos en Deportivo Español. Uno fue Walter Parodi y me lo contó”.

No obstante, con o sin incentivación, reconoció que lo responsables de no haber podido coronar aquella gran campaña con un título fueron ellos, y admitió que es algo que todavía les duele: “Más allá de eso nosotros perdimos el campeonato y fue un momento durísimo para nosotros ”.

 

UN CAMPAÑÓN SIN FINAL FELIZ


En aquel inicio de año el Lobo realizó un torneo formidable, con 12 victorias, 5 empates y solamente 2 derrotas. Esos resultados le valieron por entonces una cosecha de 29 unidades, una menos que el Ciclón. Hoy, con tres puntos por victoria, el equipo hubiese acumulado 41 puntos.

Luego de un arranque con algunas dudas, con un triunfo, tres empates y una caída en sus primeras cinco presentaciones, el equipo de Carlos Timoteo Griguol encadenó seis victorias seguidas y se metió de lleno en la pelea. Entre las fechas 6 y 18 el elenco Tripero ganó 11 veces, y empató las 2 restantes.

El once base de aquel torneo alistó a: Enzo Noce; Guillermo Sanguinetti, Pablo Morant, Darío Ortiz y Sergio Dopazo; Favio Fernández, José María Bianco, Daniel Alonso y Gustavo Barros Schelotto; Federico Lagorio y Guillermo Barros Schelotto. El goleador fue Carucha Lagorio, con 5 tantos convertidos.

comentarios