domingo 27 de septiembre de 2020

Preocupante presente

Gimnasia, descompensado y sin respuestas, perdió y se hunde

Gimnasia tenía que ganar ayer en Rosario, y no solo no lo hizo, sino que dejó una imagen preocupante. El Lobo no jugó nada bien, perdió y se sigue complicando en la pelea de abajo, en donde varios de sus rivales directos sí consiguieron sumar de a tres.

En el primer tiempo el Tripero la pasó mal, sobre todo en la primera media hora, y quedó con vida por la falta de puntería del equipo rosarino. Luego en el complemento el equipo Canalla se quedó desde lo físico, pero los dirigidos por Diego Maradona no pudieron aprovecharlo.

El planteo inicial, como se preveía en la previa, mostró un equipo descompensado en el que Harrinson Mancilla quedó muy solo en la marca para hacerle frente a un rival con muchas armas en materia ofensiva. Así y todo fue de lo mejor del equipo.

Brahian Alemán, estático, lento y falto de fútbol, no fue solución. Sorprendió de hecho que no fuera reemplazado a través de ninguna de las tres modificaciones, ya que sus primeros 45 minutos no fueron nada buenos. En el final del partido terminó levantando.

En esa zona, además de que ninguno se comprometió con la recuperación, Matías Pérez García tampoco gravitó y Maximiliano Cuadra prácticamente no la tocó. El único que se hizo notar, con varios errores pero también con mucha voluntad, fue Matías García.

Por su parte en defensa el que más sufrió fue Matías Melluso, a quien Ciro Rius volvió loco toda la noche. La falta de un relevo claro en el sector le jugó en contra, y las fallas del equipo en el retroceso lo dejaron frecuentemente mano a mano con el veloz delantero Canalla.

Ayer el cuerpo técnico tampoco dio pie con bola, al igual que sus dirigidos, y falló tanto en el armado del equipo como en los cambios, en particular en la salida de Nicolás Contín, ya que el partido pedía que el equipo juegue con dos delanteros y no que cambie nueve por nueve.

Con una nueva derrota en la mochila el camino de Gimnasia en la Superliga se va haciendo cada vez más cuesta arriba. Ahora son 14 los partidos que quedan, y el equipo, que ya empieza a no depender de sí mismo, necesita una reacción urgente.

 

comentarios