miércoles 23 de septiembre de 2020

No tuvo minutos

Ayala: del rol protagónico a una ausencia difícil de explicar

Gimnasia no pudo ante Patronato el pasado sábado en el Bosque, en un encuentro que tuvo un desenlace muy doloroso ya que se le escapó el triunfo en el final. Una de los mayores focos a la hora de las críticas estuvo en los cambios, con el nombre de Víctor Ayala sobre la mesa.

El volante paraguayo de 32 años volvió a quedar sentado en el banco, como había sucedido también frente a Vélez y Huracán. El último cambio, a quince del final, vio entrar un defensor por un volante ofensivo, y allí llamó la atención que el elegido no haya sido él.

El cuerpo técnico eligió sumar un hombre en la zaga, metiéndose atrás voluntariamente ante un equipo de Paraná que no lograba generar peligro, en lugar de reforzar la zona media. Ayala podría haber aportado tanto en la marca como en la distribución de la pelota.

Hasta ahora se disputaron 19 fechas en la Superliga 2019/20, 16 el año pasado y 3 en este 2020. En 2019 el mediocampista jugó 15 de los 16 encuentros, todos de titular, quedando en el banco en el último partido de Darío Ortiz. Este año no jugó ni un segundo.

Sus números no dejan de llamar la atención, teniendo en cuenta que desde la llegada de Diego Maradona era el único futbolista que tenía asistencia perfecta: en 11 partidos no se había perdido siquiera un solo minuto de los 990 que había tenido el equipo.

Desde lo futbolístico su ausencia también es extraña, ya que sin él el equipo perdió manejo en la mitad de la cancha, carece de su pie quirúrgico a la hora de la pelota parada y obligó a José Paradela a tener un compromiso mayor en la marca, lo que perjudicó su rendimiento.

En el último receso el volante dejó entrever sus ganas de regresar a Paraguay, algo que finalmente no sucedió y terminó quedándose. En la tribuna fueron varias las voces que se preguntaron si no se tratará de un castigo por ese episodio, un castigo que, está claro, Gimnasia no está en condiciones de afrontar.

 

comentarios