viernes 13 de mayo de 2022
No puede ganar

La "desgracia" de Estudiantes es histórica

Estudiantes volvió a perder, alcanzó los 13 partidos sin victorias e igualó la segunda peor racha de su historia.

Esta vez jugó mejor, le llegaron poco pero nuevamente volvió a perder Estudiantes que no puede revertir este mal momento, que está entre los tres peores de su historia.

El Pincha mostró otra imagen, generó situaciones, metió y corrió pero todavía la suerte le resulta esquiva, tal es así, que alcanzó a la desgracia. Llegó a 13 cotejos sin poder conseguir un triunfo, y en este 2020 pudo lograr los tres puntos en una sola oportunidad.

Su última alegría fue el 1 de febrero, cuando venció a Unión en UNO por 3-1, y desde entonces el equipo no pudo volver a festejar, primero con Gabriel Milito y luego con Leandro Desábato, quien no pudo ganar desde que asumió y suma 8 cotejos sin triunfos. Además se le hizo casi imposible convertir: en 13 encuentros marcó 4 goles.

Esa racha que Estudiantes atraviesa actualmente se encuentra entre las peores de su historia, ya que solamente en una ocasión pasó más tiempo sin poder ganar que lo que lleva en la actualidad. Con estos 13 partidos, igualó su segunda peor racha, que ocurrió durante 1956, en la que también fueron sólo cotejos en Primera División.

WhatsApp Image 2020-12-12 at 20.37.46 (1).jpeg

Es necesario aclarar que la marca actual contempla 5 partidos por torneos locales y 8 por copas nacionales (uno por Copa Argentina y siete por Copa Diego Maradona). Por ese motivo las peores rachas a considerar a continuación tomarán todas las competiciones.

La única marca más extensa se dio en 1995 entre la última fecha del Nacional B, sus dos partidos de Supercopa y las primeras once fechas del Apertura que totalizaron 14 encuentros sin ganar.

EN EL PODIO DE LAS PEORES

La actual racha sin poder ganar está entre las tres más importantes de la historia del Pincha: en 1956 Estudiantes pasó 13 partidos sin ganar, y esa es su mayor racha contando solo Primera División, pero en 1995 hubo una peor que llegó a 14 contando no solo el Torneo Apertura sino también la Supercopa y la última jornada de la B Nacional.

En 1956, con Saúl Ongaro como DT, el León cosechó 4 empates y 9 derrotas entre el 17 de junio (3-1 frente a Rosario Central) y el 21 de octubre (4-1 ante Tigre). Esos resultados lo pusieron en riesgo de perder la categoría, pero en sus últimos ocho partidos ganó cuatro y empató dos, y se salvó por un punto.

En tanto en 1995, una vez consumado el último regreso a Primera, Estudiantes tuvo grandes dificultades para ganar: entre el 10 de junio (3-2 ante Arsenal) y el 29 de octubre (4-1 sobre Gimnasia de Jujuy) el Pincha cosechó 6 empates y 8 caídas. Esa racha le costó el puesto a la histórica dupla conformada por Miguel Russo y Eduardo Manera.

Plantel Estudiantes 1994.jpg
El equipo de Estudiantes que ascendió en el 94' y luego le costó adaptarse durante los primero partidos en Primera

El equipo de Estudiantes que ascendió en el 94' y luego le costó adaptarse durante los primero partidos en Primera

comentarios