lunes 20 de junio de 2022
Editorial

Estudiantes y Gimnasia: ¿Quién muda su estadio y su sede?

La Plata quedó en plana del país ante las pintadas en el predio de la Universidad Tecnológica Nacional con la llegada de Estudiantes cerca de Gimnasia.

Luciano Zaffiro

Por Luciano Zaffiro

En tiempos de individualismos, egoísmos, adversidades y guerras, La Plata se cargó de unos pocos violentos, quienes empuñaron aerosoles como armas, se atrincheraron en paredes del predio de la Universidad Tecnológica Nacional y dejaron mensajes con tono amenazante por un territorio. El desembarco de Estudiantes a una zona en la que Gimnasia tiene uno de sus predios llevó a que la Argentina mire con sorpresa a nuestras latitudes.

Nenes de la mano de sus padres, algunos con camisetas del Pincha, otros de Argentina, y otros tantos de otros clubes, quedaron en el medio de una disputa de territorio que se instaló hace años en nuestra ciudad y que divide barrios según colores y sentidos de pertenencia.

Las pintadas en el predio de la Universidad Tecnológica Nacional pusieron nuevamente en discusión que unos pocos pueden más que los ideales, valores y deseos de una gran mayoría, y sentaron otro antecedente entre los clubes y sus simpatizantes, quienes afuera comparten todo, menos un terreno o el barrio.

Padres e hijos, hermanos y hermanas, y familiares conviven en el mismo metro cuadrado mientras que, unos son de Estudiantes, otros son de Gimnasia, como así también lo hacen amigas y amigos, vecinas y vecinos, compañeras y compañeros que a diario se desarrollan en los mismos espacios sin delimitar una zona por su color o ideología.

Pero cargados de odio, indignación y bronca por el desembarco del rival o las pintadas del adversario, y como lo hicieron unos pocos con aerosoles, cientos y cientos de hinchas de uno y otro empuñaron las teclas de sus teléfonos o sus computadoras despachándose contra los otros sin distinciones algunas, llenos de bronca y odio por lo acontecido, generando un ida y vuelta constante que solo beneficia a pocos.

Horas después de las pruebas que realizó Estudiantes en el predio que le cedió la UTN frente al Bosquecito, dirigentes, políticos y educadores presionaron a las autoridades para que dé de baja ese acuerdo, amparados en la violencia de los aerosoles, y que así el territorio siga siendo de Gimnasia.

Ahora en el Bosque no se puede, pero en los ministerios, oficinas públicas y privadas, como así también en jardines, colegios y Universidades, sí. En el día a día, hinchas del Pincha y del Tripero conviven, se relacionan sin contar metros cuadrados, ni barrios, ni distinciones de colores, escudos o sentimientos.

En tiempos donde un predio deportivo se transformó en una batalla de grafitis y mensajes intimidantes en redes, la ciudad sigue ahora su ritmo habitual, sin pensar que de una Sede Social a la otra hay una distancia de 300 metros y menos de mil de un estadio al otro. ¿Quién mudará sus instalaciones ahora?

Pintadas anti Estudiantes.mp4

Pintadas de barrio de Gimnasia y anti Estudiantes en Berisso

comentarios