domingo 5 de septiembre de 2021
Lo contó el Sopa Aguilar

Estudiantes y el reiki: cómo nació el recordado festejo de Palermo en el 4-1 ante River

Manuel Aguilar explicó el porqué del recordado festejo de Estudiantes, de la mano de Palermo, en el histórico 4-1 sobre River en el Monumental en 1997.

Estudiantes convirtió una gran cantidad de goles a lo largo de las últimas décadas, pero difícilmente pueda haber un festejo de gol más recordado que aquel que tuvo lugar en el Clausura 1997, cuando Martín Palermo convirtió frente a River en una histórica goleada en el Monumental y el plantel se sentó a meditar.

Con el Profe Córdoba se permitía de todo por la locura del profe (risas). Hemos hecho reiki. Cuando me he recibido el Profe dice ‘un aplauso para el Sopa que se recibió como reikista’. Y todos me preguntaban qué era eso”, contó al respecto en El Var TV Manuel Aguilar, volante de aquel equipo, que sin querer fue quien puso la semilla inicial de la celebración.

Luego de eso en la previa de aquel partido con River se dio una situación peculiar: “Viene Palermo y me dice: ‘¿Sopa me podés hacer reiki?’. Le digo ‘Loco no podemos acá en la habitación, nos van a volver locos’. Y me dice ‘trabamos las puertas y estamos tranquilos’. Le hice, ganamos 4-1 y Martín estaba chocho, olvidate. Después siguió haciendo”.

El Loco tenía esa impronta, esas cosas de genio. Una vez para Navidad previo al último partido, con Español, dice ‘vayan comprar todos un gorrito y nos ponemos todos el gorrito de Papá Noel’”, recordó luego Aguilar sobre otro de los recordados festejos que ideó Palermo durante su etapa en Estudiantes.

Aguilar anécdota festejo gol River.mp4

Manuel Aguilar explicó el festejo de Palermo en el recordado festejo de Estudiantes.

El histórico 4-1 de Estudiantes en el Monumental

El partido en cuestión tuvo lugar el 2 de mayo de 1997, en el marco de la décima jornada del Torneo Clausura. River, que venía de ganar el torneo previo y luego no solo se consagraría en ese certamen sino que más tarde lograría el tricampeonato, no la pasó nada bien frente a un inspirado equipo de Estudiantes.

En un primer tiempo increíble el Pincha se fue al descanso tres goles arriba con un tremendo tiro libre de Leonardo Ramos desde muy lejos y con dos goles de Palermo, uno con un zapatazo de afuera del área y otro de cabeza. En los dos goles del Loco, y luego en el cuarto que sería obra de Martín Fúriga, el equipo inmortalizó la meditación en su festejo.

Los once que paró el Profe Córdoba en aquel encuentro fueron: Carlos Bossio; Leonardo Ramos, Pablo Quatrocchi, Juan Manuel Azconzábal y Ricardo Rojas; Lionel Scaloni, Ariel Zapata, Manuel Aguilar y Nicolás Tagliani; Martín Fúriga y Martín Palermo. Luego entraron Gonzalo Pavone y Martín Mazzucco.

comentarios