miércoles 16 de junio de 2021
Pegó la vuelta

Un León a Manchester: Rojo se subió al avión y dejó su sueño

Marcos Rojo se subió al avión junto a su familia y pegó la vuelta a Manchester, donde lo espera una nueva etapa en el United. Atrás quedaron meses de familia, amistades y una gran sinsabor por la poca participación en su regreso a Estudiantes.

El 2020 es un año raro. De eso, y a esta altura, nadie duda de esa afirmación. La pandemia generó cambios y las planificaciones de millones de personas quedaron truncas o suspendidas en el tiempo.

En el fútbol argentino hay muchas historias particulares, en una temporada que quedó caduca en el mes de marzo y siempre será recordada por las decisiones que tomaron los dirigentes en la Asociación del Fútbol Argentino.

Una de esas historias es la de Marcos Rojo. El futbolista que pausó su historia con el Manchester United, resignó dinero, presionó y logró su regreso a Estudiantes.

El futbolista que fue recibido por miles de hinchas en el estadio de UNO vivió momentos de mucha felicidad y alegría, pero también sufrió y padeció las consecuencias de la pandemia y de este año.

El 29 de enero se subió al avión, dejando Manchester con mucha ilusión tras haber logrado un préstamo para jugar nuevamente en el club que lo vio nacer. Un día más tarde llegó a City Bell, se reencontró con amigos y empezó una nueva etapa en el León. El 1 de febrero, acompañado de fondo por La Nueva Luna, fue presentado en UNO y recibió el agradecimiento y cariño de miles de hinchas.

Se puso a punto, dejó de lado una lesión  que lo aquejaba desde hacía tiempo y el 17 de febrero pisó el campo de juego del renovado estadio Pincharrata siendo titular ante Defensa y Justicia. Lo que no sabía por entonces, es que ese sería su único partido en su vuelta.

Primero una lesión, después la suspensión de la temporada y últimamente, el deseo del Manchester United de que se entrene en el club, a sabiendas de su contrato hasta mediados del año que viene, lo alejaron de su deseo y lo llevaron a que hoy se suba nuevamente a un avión. Con destino inverso: Argentina-Inglaterra.

Luego de 204 días, Rojo y su familia se subieron nuevamente a un avión para dar comienzo a una nueva etapa en su vida deportiva. Su gesto jamás será olvidado en Estudiantes y seguramente en un futuro lo reencuentre cumpliendo su sueño en el club del cual es hincha. ¿Cuándo?, es la pregunta que queda suspendida en el tiempo.

comentarios