viernes 20 de mayo de 2022
Posesión repartida

La tenencia es su bandera, pero le costó ponerla en práctica

Hablar de la idea de juego de Gabriel Milito es hacerlo sobre un entrenador que se adapta bastante a lo que tiene, pero que cuenta con algunos fundamentos que intenta no dejar de lado nunca. La posesión de la pelota es uno de ellos.

Teniendo en cuenta que la tenencia aparece quizás como la principal bandera del Mariscal, los números en sus dos primeros partidos ante Aldosivi y Banfield evidencian que ambos encuentros no le resultaron nada sencillos.

El Pincha ostenta un 53,5% de posición de promedio, luego de haber tenido el 51% en el debut ante el Tiburón y el 56% en su segunda presentación ante el Taladro, condicionado también por la necesidad de tener que ir a buscar el empate.

Esos números, que lo sitúan 10° entre los 24 equipos de la Superliga, lejos del 67% de posesión de Boca y del 63% de Newell’s, evidencian lo que se vio en la cancha: que en ambos partidos le costó plantarse como dominador y terminó repartiendo la pelota.

Seguramente en esto haya tenido que ver bastante la presión de sus dos rivales, que forzó una gran cantidad de errores en la salida por parte del elenco Albirrojo, que en paralelo tuvo poca precisión a la hora de intentar que esa salida sea jugando por abajo.

Igualmente estos números son superiores respecto de la temporada anterior, en la que el Pincha totalizó un 48% de promedio a lo largo del torneo regular. Desde que llegó Milito esos números subieron a un 52,11%, contando también los partidos de copas.

comentarios