jueves 2 de diciembre de 2021
Informe CIELOSPORTS.COM

La historia de las sustiticiones: ¿Cómo evolucionaron los cambios en el fútbol?

El fútbol en Alemania volverá mañana, y lo hará con algunos cambios. La Bundesliga será la primera liga importante en regresar a la actividad en medio de la pandemia del Coronavirus, y más allá de los protocolos de salud, ayer dio el visto bueno para alterar el reglamento.

La semana pasada la International Board aprobó la modificación que propuso la FIFA, y resolvió modificar de manera transitoria las Reglas del Juego. ¿De qué forma? Aprobando un máximo de cinco modificaciones por partido en las competencias que deben finalizarse.

Los dos cambios adicionales que otorga esta regla tienen que ver con los cronogramas ajustados que se vendrán por delante para poner al día los calendarios, en función de preservar el físico y la salud de los futbolistas de cada institución.

Claro que con el fin de evitar al máximo las interrupciones, cada equipo podrá hacer cinco cambios pero solamente en tres momentos a elección durante el juego, como sucede en las Divisiones Inferiores en Argentina y en otros países. Así, en rigor, la pérdida de tiempo será la misma.

 

¿QUÉ DICE LA HISTORIA?


El fútbol ha sufrido una gran cantidad de cambios en sus reglas a lo largo del tiempo, y uno de los más claros es el que tiene que ver con las sustituciones, que durante varias décadas no fueron aceptadas y recién se empezaron a aplicar bien entrado el Profesionalismo.

El primer antecedente internacional, sin embargo, se remonta al Campeonato Sudamericano de 1935. En aquel certamen de lo que hoy es la Copa América se instauraron de manera experimental, y luego se mantuvieron en el tiempo. Pero se trató de un caso aislado.

En la Copa del Mundo, sin embargo, los cambios tardaron mucho más, y recién comenzaron en México 1970. El primer reemplazado fue el soviético Vicktor Serebryanikov, que salió en el entretiempo del partido inaugural ante los locales para que ingresara Anatoli Puzach.

Esta decisión llegó como respuesta a los cambios que se produjeron en Inglaterra, que en 1965 impulsó una variante, solo por lesión. En 1967 también permitió hacerlo por motivos técnicos, y en 1968 pasaron a ser dos. Con los cambios, luego, nacerían los bancos de suplentes.

 

LA CRONOLOGÍA EN ARGENTINA


La primera modificación en el fútbol argentino se dio antes, el 24 de mayo de 1959, por la cuarta fecha del torneo. En esa ocasión Floreal Rodríguez, de Vélez, sustituyó a Roque Marrapodi en el arco en una derrota por 1-0 frente a San Lorenzo en el Viejo Gasómetro.

En esa campaña la AFA definió la posibilidad de realizar una sustitución, siempre en el caso del arquero, ante el imponderable de una lesión. En esa primera temporada solamente hubo ocho cambios, con la particularidad de que el Fortín y el Ciclón tuvieron dos cada uno.

Como la lesión debía ser constatada por el árbitro para evitar trampas, en las temporadas siguientes se permitió el cambio de arquero por cualquier motivo, ante la imposibilidad de comprobar en algunos casos que la dolencia fuera real o simulada.

Para el Nacional 1968 se habilitó una nueva sustitución, aunque debía llevarse a cabo antes del inicio de la segunda parte, y en marzo de 1970 se definió que fueran dos independientemente de si se cambiaba el arquero o no, y que se realizaran en cualquier momento del partido.

Para que haya nuevas modificaciones debieron pasar 24 años: recién en 1994 se agregó al arquero como posible tercer cambio, no solo en Argentina sino en todo el planeta. Un año más tarde se estableció que los cambios fueran tres sin importar la posición, como sucede hoy.

La innovación más reciente a nivel global fue el cuarto cambio en los alargues, aunque en el caso de los equipos argentinos solo hay tiempos suplementarios en la Final de las copas internacionales, ya que la Copa Argentina se define directamente con penales en caso de igualdad.

comentarios