jueves 22 de octubre de 2020

A 51 años

La fiesta se vivió en casa: Estudiantes y su única vuelta en 1 y 57 SÍNTESIS

La década del 60’ fue sin lugar a dudas la más importante de la historia de Estudiantes, con un título local y cinco campeonatos internacionales. Hoy se cumple un nuevo aniversario de, quizás, el más especial de todos: el único que definió jugando en el Estadio de UNO.

El Pincha conquistó once estrellas en torneos regulares durante el Profesionalismo, pero solo en una de ellas pudo dar la vuelta olímpica jugando en su cancha, ya que en el resto definió jugando como visitante, en cancha neutral o haciendo de local en Quilmes.

El 21 de mayo de 1969 tuvo lugar ese momento especial, con un claro triunfo sobre Nacional por 2-0. Previamente, seis días antes, había dado el primer paso ganando un partido clave en la ida, al imponerse por 1-0 frente al Bolso en el Estadio Centenario.

Ya en 1 y 57 el Pincha sabía que con no perder se llevaría el título, pero no conforme con eso hizo estériles todos los esfuerzos del rival con una gran primera parte, en la que facturó por partida doble para sacar una diferencia que sería luego irremontable.

Sobre los 32 minutos abrió el marcador con la fórmula de la casa: tiro libre de Raúl Madero desde la izquierda, cabezazo del Bocha Flores y a cobrar. Seis minutos más tarde Marcos Conigliaro liquidó todo luego de un desborde de Carlos Pachamé que bajó Juan Ramón Verón.

Esa fue la tercera estrella internacional Albirroja luego de la Libertadores y la Intercontinental de 1968. El equipo de Osvaldo Zubeldía, como campeón vigente, se incorporó al torneo en Semifinales y no lo desaprovechó: eliminó a la U Católica y a Nacional para ser campeón nuevamente.

comentarios