domingo 13 de junio de 2021
Los números del ataque

Goleadores sin gol: Desábato, ante el desafío más urgente

Estudiantes tiene cuatro delanteros en pugna por ser el 9 del equipo del Chavo, pero ninguno cuenta con grandes números en el pasado reciente. Repasalos acá.
 

El pasado sábado se terminó de oficializar la llegada de Leandro Díaz a Estudiantes, para reforzar un ataque que a simple vista parece superpoblado, con Martín Cauteruccio, Federico González y Francisco Apaolaza compitiendo también por ser el 9 del equipo.

Claro que ni Díaz ni los tres delanteros con los que pelea vienen de tener un gran presente en la red en el último tiempo, y el desafío de Leandro Desábato será por un lado recuperarlos y por el otro proveerlos de las situaciones necesarias para que puedan convertir.

 

DELANTEROS EN ÉPOCA DE SEQUÍA


Repasando en el nombre por nombre Cauteruccio es quien pica en punta, por experiencia y jerarquía. En este 2020 el delantero que se incorporó en enero jugó 4 partidos y marcó 2 goles, y viene de un 2019 difícil en Cruz Azul con 23 PJ en los que no pudo anotar.

González, en tanto, no tuvo una buena temporada en el León, y en parte por eso fue por lo que se dio la llegada de Caute. En total disputó 21 partidos y marcó solo 3 goles, perdiendo el puesto en el camino a manos de Mateo Retegui, quien regresó a Boca.

Claro que justamente el juvenil Xeneize tampoco logró una marca superadora a pesar de tener un buen rendimiento, dado que totalizó 5 gritos en 26 partidos durante su paso por el Pincha, y eso evidencia que el trabajo no deberá estar solamente en los delanteros sino también en la creación.

En este receso el Pincha sumó a Díaz, aunque su cosecha en Atlético Tucumán fue parecida: jugó 23 partidos en la campaña 2019/20, con 5 tantos. Apaolaza, el otro nombre en la pelea, tampoco arrastra un gran presente: regresó de un préstamo en Instituto con 13 PJ y 1 gol.

 

DONDE HUBO GOLES, PROMESAS QUEDAN


Si bien la actualidad de los cuatro posibles nueve que tiene Desábato a disposición no era la mejor antes de la pandemia, tienen un recorrido que, en mayor o menor medida, permite pensar que el cuerpo técnico puede recuperar la mejor versión de cada uno.

Cauteruccio se destacó en varios clubes, y en Argentina marcó 35 goles para Quilmes y 42 para San Lorenzo. Incluso en 2018, su último año con continuidad y sin lesiones, convirtió 13 tantos en los 45 PJ que sumó en México. El físico, con sus 33 años, será clave.

González y Apaolaza saben de goles: el primero llegó al Pincha como goleador de la Superliga previa con Tigre y como campeón de la Copa Superliga, con 14 gritos en 33 PJ, y el segundo si bien solo tiene 3 goles como profesional, fue máximo artillero de Reserva en 2017/18 con 12 tantos.

Los números de Díaz, en tanto, no lo muestran a lo largo de su carrera como un goleador despiadado, pero sí como un delantero versátil que trabaja bien de manera colectiva y, en un equipo con buen funcionamiento, puede hacer el trabajo sucio y aportar su cuota en la red.

comentarios