domingo 27 de septiembre de 2020

El primer paso

A 27 años de un Clásico escandaloso en el inicio de la Copa Centenario

Dos títulos consiguió Gimnasia a lo largo de su historia, el torneo de Primera División de 1929 durante la época amateur y la Copa Centenario de 1993. Hoy se cumplen 27 años del primer partido de ese segundo trofeo, y no fue un encuentro cualquiera.

El 26 de junio de ese año el Lobo recibió a Estudiantes en el Bosque por el partido de ida de la Primera Fase de la Ronda de Ganadores, en la que también se enfrentaron entre sí lo demás Clásicos que por entonces se jugaban en Primera División.

Así como River eliminaría a Boca, Racing vencería a Independiente, San Lorenzo superaría a Huracán y Newell’s doblegaría a Rosario Central, el primer equipo Tripero haría lo propio con el elenco Albirrojo. Aquella serie fue polémica, y el vencedor pudo ser perjudicado.

UN PARTIDO INCREIBLE


La estadística dice que ese sábado de junio el Lobo ganó 1-0 gracias a un gol de Guillermo Barros Schelotto, y que con ese tanto el equipo que por entonces comandaban Carlos Ramaciotti y Edgardo Sbrissa pudo pasar de fase, ya que en la vuelta igualarían 0-0.

Sin embargo la ficha de ese encuentro también da cuenta de que el partido no completó los noventa minutos que debía durar, sino que solamente se jugaron sesenta, ya que a los 15 de la segunda parte el juego se suspendió y nunca se reanudó.

¿Por qué? Porque el árbitro Juan Carlos Biscay recibió un piedrazo desde la tribuna visitante, y debió ser atendido por los médicos. Si bien el golpe no le representó mayores inconvenientes de salud, lógicamente la media hora que quedaba por jugar no se completó.

LO QUE VINO DESPUÉS


Lo verdaderamente llamativo, al menos con los ojos del fútbol actual, es lo que pasó después. Solamente ocho días más tarde se disputó el partido de vuelta con total normalidad, sin consecuencias deportivas luego de los incidentes del primer duelo.

El marcador del primer partido se mantuvo, a pesar de que todavía quedaba media hora por delante, y el encuentro se jugó en cancha de Estudiantes y con público. Hoy un desenlace así sería impensado: como mínimo se jugaría a puertas cerradas.

Muchos se preguntarán qué hubiese pasado si, en esas circunstancias, el Pincha daba vuelta la serie. Sin embargo el Lobo aguantó el cero en su arco en el segundo encuentro y la polémica quedó olvidada. Luego superaría a Newell’s, Argentinos, Belgrano y River, y levantaría la Copa.

SÍNTESIS


GIMNASIA (1): Hernán CRISTANTE; Jorge SAN ESTEBAN, Pablo MORANT, Darío ORTIZ y Pablo TALARICO; Pablo FERNÁNDEZ, José MONTELONGO, José María BIANCO y Favio FERNÁNDEZ; Fernando GALETTI y Guillermo BARROS SCHELOTTO. DTs: Carlos RAMACIOTTI y Edgardo SBRISSA.

ESTUDIANTES (0): Arturo YORNO; Pablo ERBIN, Pablo DE SANTIS, Edgardo PRÁTOLA y Juan Carlos RAMÍREZ; Gonzalo GAITÁN, Daniel PEINADO, Leonel CASIANO y Luis SUÁREZ; José PERCUDANI y José Luis CALDERÓN. DT: José María SILVERO.

GOL: ST: 9’ Barros Schelotto (G).

EXPULSADO: ST: 14’ Ramírez (E).

CANCHA: Juan Carmelo Zerillo.

ÁRBITRO: Juan Carlos BISCAY.

comentarios