martes 7 de diciembre de 2021

Desábato, y un nuevo dilema: jugar o no su carta conocida

Estudiantes perdió ante Aldosivi, amplió la racha negativa en la Copa 2020 y agudizó un año que ya se coló entre los peores. Desábato tiene una carta más.

Estudiantes pena en la Zona 5 de la Copa 2020 de la Liga Profesional del Fútbol Argentino, y sumado a lo que fue la primera parte del año, está viviendo una de las peores crisis futbolísticas de los últimos años. Leandro Desábato ya dejó en claro todo lo que piensa en cada declaración, metió mano, pero aún tiene un camino más.

La derrota ante Aldovisi de Mar del Plata, ayer en el estadio de UNO, no hizo más que ratificar el mal momento que vive el equipo y el pésimo nivel que tienen algunos jugadores de experiencia. Pero al mismo tiempo, fue un voto de confianza para muchos chicos del club.

En momentos donde la historia iba torcida, el estadio de 1 y 55 fue testigo de un mítico cántico en el fútbol argentino: “vamos, vamos los pibes…”. Esa canción que suena como grito de enfado de los hinchas y que respalda a los más chicos, retumba hoy en UNO que luce vacío producto de la pandemia.

El presente de jugadores como Martín Cauteruccio, Ángel González, Leandro Díaz, Federico González, sumados al retiro de Javier Mascherano y la lesión de Mauro Díaz le abrió una posibilidad a Leandro Desábato.

En marzo de este año, cuando asumió en primera, el Chavo empezó a promover a varios juveniles que conocía de la Reserva y con los cuales realizó dos buenas campañas en la divisional.

Teniendo en cuenta el presente de los jugadores mayor experiencia, Leandro Desábato mandó a la cancha ayer varios juveniles. Y si bien la imagen no fue muy diferentes, los chicos del club demostraron ganas y empuje.

Copa Liga Profesional | Fecha 4 | resumen de Estudiantes - Aldosivi

Pensando en que Estudiantes está ante un proceso de construcción, juega sin público y no depende de los promedios, el entrenador se encuentra ante el dilema de darle rodaje a los pibes o respetar los lugares de jugadores con experiencia.

Ante el retiro de Mascherano, David Ayala demostró que el momento no es impedimento para poder demostrar y ayer en UNO se destacó en un equipo apagado y sin ideas, por su empuje, garra y ganas. Lo mismo, viene sucediendo desde comienzo de la competencia con Mauricio Guzmán, quien se encontró con el respaldo del entrenador y no desentonó.

Jugadores como Romero, Obregón y Di Pizio esperan por su chances, mientras siguen sumando minutos. Leandro Desábato sabe lo que pueden dar y solo él decidirá si los manda a la cancha o los va mechando, tal como dijo semanas atrás.

comentarios