miércoles 24 de noviembre de 2021
Palabra autorizada

Coppola: "Solo la familia puede salvar a Diego, su sangre"

Guillermo Coppola consideró primordial que el entorno de Maradona cambie, y dejó en claro cuál sería el camino a tomar mientras se recupera en la clínica.

Guillermo Coppola estuvo al lado de Diego Maradona como su representante, mánager y amigo en el lapso más exitoso, pero también complicado de la vida del ahora entrenador de Gimnasia.

Una disputa personal, acusaciones cruzadas y hasta un faltante de dinero, hicieron que Coppola se aleje de la vida de Maradona, que desde ese entonces comenzó a rotar la gente que lo rodea hasta llegar a la actualidad con Matías Morla, Víctor Stínfale y Cristian Bragarnik.

Teniendo en cuenta esto, y pensando en lo que se viene luego de que Maradona haya superado con éxito la operación que se le realizó ayer por la noche por un hematoma subdural del cual ya está en plena recuperación.

En este sentido, Guillermo Coppola solo ve una salida: "La familia y la cancha son lo único que pueden salvar a Maradona. Tiene que hacer un scrum la familia, fundamentalmente los hijos. 'Te lo juro por Dalma y Gianinna', Diego lo tiene tatuado. Hoy está Jana, Diego Jr y Diego Fernando. Es su familia, su sangre".

Más allá de dar su parecer, Coppola se refirió a lo que sintió cuando lo vio a Maradona el viernes en el Bosque: “En realidad fueron diez minutos, para que todos lo vieran así. No reaccionaba, me llamaron de todo el mundo. El mundo está preguntando. No lo olvidan. Hay que hacer un scrum la familia, lo pido, los hijos fundamentalmente”.

1.jpg

A la hora de hablar de la gente que lo rodea, hizo hincapié en Morla y aseguró: “Yo creo que nadie quiere ver a Diego así, ninguno que esté a su lado. Matías Morla, su abogado y amigo, ¿qué quiere, este Diego? Yo entiendo que no. El médico que lo va a operar es el que está a su lado. Lo que no tiene explicación es lo que pasa con la familia”.

Por último, sabiendo que en su momento fue parte del entorno más cercano de Maradona, Coppola completó diciendo: “Es muy fácil señalar y hablar desde afuera. Si no uno está dentro la cocina para saber lo que se está cocinando. Diego no es fácil. Creo en la buena fe”.

comentarios