Roberto Tarrabé en CIELOSPORTS

Caso Guly: las claves de la sentencia a favor de Gimnasia y qué falta para que se confirme el fallo

En las últimas horas Gimnasia recibió grandes noticias en torno a un juicio histórico, que lleva más de dos décadas, como lo es el que mantiene con Juan Simón por la venta de Andrés Guglielminpietro al Milan de Italia. Sobre este tema Cielosports tuvo la posibilidad de dialogar con Roberto Tarrabé, abogado y apoderado del Lobo.

Hay que ser prudentes porque el fallo no adquirió firmeza. Hay todavía una vía recursiva que puede llegar a utilizar o no la contraparte ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Lo que se llama un recurso extraordinario federal”, sostuvo al iniciar la charla, dando cuenta de que todavía resta una vía por la cual el tema podría extenderse.

No me sorprendió el fallo porque la Suprema Corte de Justicia Provincial vino a corregir lo que a mi criterio era una falla de la Cámara cuando dicta el acuerdo recurrido”, expresó el abogado sobre la sentencia que se conoció en las últimas horas, según la cual Gimnasia no deberá pagar los casi USD 2.400.000 que reclamaba el empresario sino una cifra mucho menor.

En ese sentido Roberto Tarrabé justificó: “Al ser un crédito en dólares fue pesificado por las normas de emergencia de hace unos cuantos años. El tema de la pesificación lo llevaba hasta la fecha del efectivo pago. Eso hubiese sido correcto en un juicio ordinario, bilateral entre dos partes. Acá estamos en el marco de un Concurso Preventivo, que es multilateral”.

Lo que hace la Corte es reconocer que el crédito, en este caso de Simón, está alcanzado por los efectos del concurso preventivo. Es una cuestión técnica, ¿pero qué significa? El concurso supone una propuesta de pago. Como la aprobó la mayoría es aplicable a todos los acreedores concursales. Todos ingresan en un pie de igualdad”, agregó luego.

Zanetti Guly.jpg
Andrés Guglielminpietro fue vendido por Gimnasia al Milan. Desde entonces, el club está en juicio con Juan Simón.

Andrés Guglielminpietro fue vendido por Gimnasia al Milan. Desde entonces, el club está en juicio con Juan Simón.

A continuación el apoderado de Gimnasia detalló: “Lo que hace la corte es consagrar esa igualdad. El cálculo se hace hasta la fecha de la homologación del acuerdo y se aplica la propuesta que el club le hizo a todos los acreedores. Corre la cotización al año 2018, no a la actualidad”. De este modo, el club debería pagar una suma equivalente a 24 mil dólares.

Más allá de las buenas noticias Tarrabé detalló qué falta para que Gimnasia puede festejar de manera definitiva el final del juicio: “Yo creo que van a intentar ir a la Corte, por eso soy prudente. Esto no quiere decir que si recurren a la Corte salga distinto, puede confirmar el fallo. La fecha límite es el miércoles 10 de julio”. De acuerdo a lo que pudo saber este medio, en principio la parte demandante no apelaría.

El origen del juicio que termina a favor de Gimnasia

El juicio se dio porque en 1998, el grupo de Hugo Issa y Juan Simón, por entonces de mucho peso en el fútbol argentino, le hizo un préstamo de dinero a Gimnasia a partir del cual se adjudicaba a futuro el derecho de venta del Guly, uno de los mayores proyectos que tenía el equipo de Gimnasia por entonces.

Sin embargo, pocos meses después, el Lobo vendió al jugador al Millan en 5,6 millones de dólares, desconociendo el acuerdo previo con los empresarios. A partir de ahí, los dos agentes activaron una demanda judicial entendiendo que habían sido perjudicados porque no se realizó la venta tal como ellos la tenían prevista, que en definitiva era a otro club europeo.

Desde ahí se desencadenó un largo camino, que fue pasando en este tiempo por distintas instancias judiciales en el foro civil, y con diferentes estrategias de ambas partes, hasta llegar a este desenlace favorable para Gimnasia, que lo alivia de pagar una cifra millonaria que hoy hubiera dañado seriamente su economía.

Guglielminpietro.jpg
Andrés Guglielminpietro con la camiseta del Milan hace más de dos décadas.

Andrés Guglielminpietro con la camiseta del Milan hace más de dos décadas.