Histórico

Barcelona blindó al ex Ferro Lucas Román por 400 millones

Hace días Barcelona comunicó la compra del ex Ferro, a quien comparan con Lionel Messi y ya tiene una cláusula de rescisión más alta que la de Kylian Mbappé

Lucas Román se transformó en las últimas horas en jugador del Barcelona de España, club al que llegó luego de apenas un año en la Primera de Ferro. Y más allá de la particularidad de dejar el Ascenso argentino para pasar a la máxima división de España, lo llamativo es la cláusula de salida que le puso el club Culé, más alta que la hipotética del francés campeón del mundo en Rusia 2018, Kylian Mbappé, a quien el dueño del PSG tasó en 350.000.000 de euros.

El "Pocho", como le dicen a quien también tuvo pasos por las Selecciones Juveniles de Argentina, fue presentado hoy como nuevo futbolista del Blaugrana, institución en la que en primera instancia será parte del equipo B, pero que le puso una cláusula de salida con la asombrosa cifra de 400.000.000 de euros.

https://twitter.com/AtaqueFutbolero/status/1615883446210990080

Román fue transferido hace una semana para formar inicialmente parte del combinado B del club catalán que dirige un excompañero de Lionel Messi en el primer equipo como lo es el mexicano Rafael Márquez. Inclusive la cuenta oficial de Twitter de la filial blaugrana que compite en la tercera división del fútbol español ofreció la presentación con declaraciones del juvenil que el próximo 10 de febrero cumplirá 19 años y debutó en Ferro la temporada pasada.

https://twitter.com/FCBarcelonaB/status/1615808719396212746

"Puedo ser extremo, enganche, me muevo por todo el frente del ataque. Soy zurdo, intento jugar el mano a mano, siempre dando lo mejor para el equipo. Pero ahora que estoy aquí puedo decir que los sueños están para cumplirse, así que por eso nunca dejen de soñar", destacó Román.

En principio el contrato iba a ser hasta 2027, pero el club lo verificó hasta diciembre de 2026, luego de adquirir el 85 por ciento del pase en 1.200.000 euros más otros 3.800.000 en concepto de bonus. Y la monstruosa cláusula de rescisión, por supuesto.

comentarios