Tras la suspensión

El mensaje de Eduardo Domínguez: "La familia de Estudiantes se movió rapidísimo"

El duelo entre Estudiantes y Boca se suspendió luego de que Javier Altamirano se desvaneciese en el campo. El mensaje y las sensaciones de Eduardo Domínguez.

Javier Altamirano asustó a todos ayer por la noche en el duelo entre Estudiantes y Boca al sufrir un episodio de convulsiones, por el cual quedó internado estable en el Instituto Médico Platense. Tras ese difícil momento uno de los que habló fue el entrenador del Pincha, Eduardo Domínguez, en diálogo con la TV.

En un principio no teníamos mucha noción de la situación real, de lo que estaba sucediendo. Fue algo que le pasó solo. Tuvo otra situación en la ambulancia”, contó, para afirmar luego: “La vida va por delante de cualquier deporte, siempre lo hablamos en el día a día con el plantel. Hay muchas cosas más importantes que un partido de fútbol”.

Sobre la situación que se vivió en UNO y la lógica imposibilidad de continuar con el partido dijo: “Es muy difícil. Uno entraba acá al vestuario y estaban los chicos llorando. Es muy querido Javi, su señora está embarazada y estaba acá en la platea. Todos desesperados para buscarla y que pueda estar con él”.

La familia de Estudiantes se movió rapidísimo. Nos tocó a nosotros pero le puede pasar a cualquiera y nos tenemos que solidarizar. A veces es todo tan frívolo que no vemos la angustia que hay atrás”, destacó Eduardo Domínguez al valorar el esfuerzo que pusieron todos en cancha para que sea atendido rápidamente.

Sobre lo que viene para Javier Altamirano, a quien le realizaron estudios y dieron bien, afirmó: “Estaremos con él. Lo hablamos en el vestuario, porque si decimos que hay compañerismo, que esta es una familia, hay que estar. El grupo está conmovido, en shock pero tenemos que estar tranquilos”.

Eduardo Domínguez le agradeció a Boca

Tenemos que tener la tranquilidad de que está en buenas manos. Agradecer a los médicos de Boca que enseguida se pusieron a disposición y al plantel, porque se armó como un revuelo pero vinieron a apoyar y a decirnos que decidamos nosotros”, expresó luego puntualizando en la colaboración del rival.

En ese sentido habló de malos entendidos y explicó la situación que se dio entre la gente y algunos jugadores para con Edinson Cavani: “La vorágine de la desesperación a la emergencia conlleva chicos llorando en el vestuario, angustiados y situaciones que pasan acá. Nadie sabe nada, todos gritan y parece que alguien quiere sacar ventaja, pero no era así”.

Altamirano.mp4

Javier Altamirano entró en colvulsiones en medio del partido entre Estudiantes y Boca