jueves 16 de septiembre de 2021
En Berazategui

Cafiero presentó un proyecto de ley bajo el legado de Maradona

Cafiero eligió un hogar de Berazategui, para presentar un proyecto de ley para la "Crianza con ternura y buen trato", al que iba de chico Diego Maradona.

Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, se hizo presente en el día de hoy en una casa de Berazategui para presentar el proyecto de Ley que busca que la crianza de los chicos y chicas sea con ternura y buen trato.

Acompañado por varios dirigentes de la provincia de Buenos Aires, entre las cuales se destacó la asistencia de Victoria Tolosa Paz, Cafiero se presentó en una casa que tiene una historia particular.

Si bien actualmente este hogar es el lugar al que asisten más de 100 chicos y chicas para comer y recibir apoyo escolar, en tiempos pasados supo ser un espacio que frecuento Diego Armando Maradona.

La Casa del Niño Ricalhué, en la localidad de Ranelagh, en el partido de Berazategui, fue el espacio en el que Diego Maradona se hizo presente ya cuando era jugador profesional y el cual hoy conserva dos arcos de fútbol que les regaló.

Además, en ese hogar hay un mural a Diego, el cual fue realizado poco tiempo después de su muerte y el cual fue reconocido en las redes sociales meses atrás.

Cafiero.jpg
Santiago Cafiero junto a Victoria Tolosa Paz

Santiago Cafiero junto a Victoria Tolosa Paz

Santiago Cafiero dijo presente en Berazategui para presentar el proyecto de ley para la “Crianza con ternura y buen trato, que apunta a promover “una tarea pedagógica, vinculada a cambios culturales que tienen que ser profundos para que los niños de nuestra patria tengan las mismas oportunidades, una niñez adecuada y un futuro promisorio”.

Esta casa del Niño Rucalhué, de la localidad de Ranelagh, constituyó además un homenaje a Ana Goitía, cuyo nombre lleva el proyecto en reconocimiento a su labor en la Provincia de Buenos Aires, durante la gobernación de quien fuera su esposo, Antonio Cafiero.

Esos rasgos fueron destacados por Cafiero al presentar el proyecto: “En la cabeza de Anita, esto no tenía un rédito electoral o político, no existía eso, lo que existió fue hacer lo correcto. No había una mirada de especulación, sino que había una mirada de ternura”.

comentarios