Deportes Infocielo
Imágenes fuertes

La violenta historia que terminó con una jugadora de la liga femenina de Azul inconsciente en la cancha

El hecho ocurrió en la semifinal de la liga de Azul. Verónica Gómez, de 37 años y jugadora de Azul Athletic, se llevó la peor parte de una cobarde golpiza que sufrió por parte de jugadoras, cuerpo técnico e hinchas de Estrella de Juventud. Una vergüenza.

Verónica Gómez juega al fútbol hace cuatro años y hace unos días temió lo peor cuando después de marcar el segundo gol de su equipo empezó a notar cómo la violencia comenzó a apoderarse de la escena “cuando hago el gol la arquera me tira la pelota y después le pega al árbitro, le saca la tarjeta y la tira a la tribuna a modo de trofeo de guerra”, le cuenta a Infocielo.

La escena, digna de lo más despreciable del fútbol, iba a terminar siendo anecdótica al lado del violento desenlace final. Cuando el partido se da por terminado, las jugadores de Athletic se van a festejar al vestuario ya que el clima en la cancha era agresivo. Desde la tribuna de Estrella usaban la pirotecnia para agredir a rivales y árbitros del partido, es por eso que tres jugadoras llegaron a la zona de vestuarios pero cuando quisieron volver por sus compañeras se encontraron con lo peor.

Un grupo de jugadoras de Estrella, junto a dirigentes e hinchas (a los que les abrieron las puertas para que formen parte del desmán) acorralaron a Gómez y algunas compañeras y les propinaron una salvaje golpiza. La delantera, madre de un chico de 14 años, cayó inconsciente al suelo y se despertó en el hospital. “Me levantaron y me metieron en una ambulancia a la que le tiraban piedras, cómo a la policía que llegó para frenar la locura, me desperté y me dio miedo”, confía Gómez que se alivia que su familia no haya estado presente.

Gómezhoy  está fuera de peligro, de hecho jugó la final a la semana siguiente, pero estuvo internada por tres horas y luego radicó la denuncia en la Comisaria correspondiente contra seis jugadoras (Caterina Chiodi, Anabella Pezet, Mariquena Brienzo, Rocío Talamonti, Soledad Vergara Luciana Muñoz) a esa lista hay que sumar al técnico rival Mauricio Gómez.

El insólito desenlace lo remata la Liga con las decisiones disciplinarias. Sólo sancionó con vehemencia a Chiodi, también arquera de la Selección de Azul, con 18 meses de suspensión pero no hubo nada para el resto. Apenas una multa económica de 50 entradas de 100 pesos por dos partidos para Estrella.

A esta historia le queda un capítulo más de violencia y lo cuenta Gómez con asombro: “Cuando fuimos a jugar el siguiente partido estaban ellas ahí atrás del alambrado insultándonos y provocándonos de nuevo”. Lo peor del fútbol ha hecho metástasis en la Liga femenina de Azul que se deberá replantear su modo de decidir y sancionar pero sobre todo urge plantear el hecho de cuidar a las protagonistas y aquellos que todavía piensan al fútbol como una fiesta.  

 

Fotos gentileza Patricio Bonfantin FM Encuentro de Tapalqué y Familia Gómez

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión

Dejanos tu opinión