Sociedad
ENTREVISTA FM CIELO 103.5

Por los que no tienen voz: ¿cuáles son los pasos a seguir para denunciar casos de maltrato animal?

Si bien la ley que los protege rige en todo el territorio nacional, muchos no saben cómo actuar al presenciar una situación de violencia hacia un animal. Conocé qué tenés que hacer si sos testigo de la violación de la norma.

Si bien la ley 14.346 de protección a los animales rige en todo el territorio nacional, muchos no saben cómo actuar al presenciar una situación de violencia de este tipo.

Según explicó Matías Trufero, de Animales Jurídicos, cuando se tiene conocimiento de uno de estos episodios, hay que acudir a una comisaría o a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) más cercana y realizar la denuncia.

TE PUEDE INTERESAR

“Recomendamos que vayan a las UFIs o a las fiscalías porque estamos salteando un paso”, sostuvo el activista en diálogo con Juan Rubinacci por “No te des vuelta”, y destacó que “hay que estar encima para que se llegue a una resolución del problema”.

“Si hacemos la denuncia y nos vamos a dormir eso no va a prosperar”, aseveró, y recomendó ir a la unidad con fotos o videos que den cuenta de la situación.

Sobre el destino del animal en el caso de que sea separado de la persona que lo somete a malos tratos, Trufero aclaró que el mismo denunciante puede ofrecerle resguardo de forma transitoria o buscar un refugio para que se mantenga a salvo.

Entre los actos de maltrato que establece la norma se encuentran no alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos y azuzarlos para el trabajo con instrumentos que les generen castigos innecesarios o sensaciones dolorosas.

También hacerlos trabajar en jornadas excesivas, emplearlos en el trabajo cuando no estén en estado físico adecuado, estimularlos con drogas sin fines terapéuticos y usarlos para tirar vehículos que excedan notoriamente sus fuerzas.

A su vez, la ley distingue como acciones de crueldad practicar la vivisección con fines que no sean científicamente demostrables y en lugares o por personas no autorizados, mutilar a un animal salvo que sea con fines de mejoramiento, marcación o higiene o se realice por piedad, e intervenir quirúrgicamente animales sin anestesia y sin título de médico o veterinario con fines que no sean terapéuticos o de perfeccionamiento técnico operatorio, salvo en caso de urgencia comprobada.

También abandonar a sus propios medios a los animales utilizados en experimentaciones, lastimar y arrollar animales intencionalmente, causarles torturas, sufrimientos innecesarios o matarlos por sólo espíritu de perversidad, y realizar actos públicos o privados de riñas de animales, corridas de toros, novilladas y parodias en que se los mate, hiera u hostilice.

Escuchá la nota completa en www.cielofm.com

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión