Sociedad
SALUD

Dengue y coronavirus: ¿qué ocurre ante una doble infección?

Con un modelo matemático, científicas de la UNLP estudian la coinfección simultánea con dengue y coronavirus. Las conclusiones.

Al comienzo de la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la transmisión simultánea de dengue y coronavirus en algunas regiones podía ocasionar casos de coinfección y agravamiento por la superposición de síntomas.

En julio de 2020, además, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) declaró el alerta epidemiológico por dengue en pandemia y agregó como posibles agravantes la subnotificación, la demora en la consulta y la interrupción del control entomológico.

TE PUEDE INTERESAR

Frente a esto, un equipo de científicas del Instituto de Investigaciones Fisicoquímicas Teóricas y Aplicadas (INIFTA) de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y el CONICET desarrolló un modelo matemático basado en modelos previos de ambas enfermedades, que permite establecer el impacto de la doble infección en una región determinada.

Según explicó la doctora Paula Bergero, coautora del trabajo junto a la doctora Nara Guisoni, el objetivo de esta herramienta es representar la situación en lugares donde circulan ambos virus al mismo tiempo para poder describir a aquella población que tuviera ambas enfermedades.

"Además, tuvimos en cuenta el efecto de la cuarentena y posibles efectos de la pandemia sobre la epidemiología del dengue. Estos serían: la mayor permanencia en las casas, que es donde el Aedes vive y pica a las personas, el retraso en la consulta por evitar ir al centro de salud y, también, el retraso en el control del mosquito en caso de brote", añadió.

En resumen, lo que hicieron las científicas fue simular una situación particular en la que en una población donde circula el dengue con un brote en curso aparece la epidemia de coronavirus y se implementa una cuarentena para controlarla.

denge unlp coronavirus.jpg
Paula Bergero y Nara Guisoni desarrollaron un modelo para estudiar la coinfección de dengue y covid

Paula Bergero y Nara Guisoni desarrollaron un modelo para estudiar la coinfección de dengue y covid

¿Qué datos arrojó el modelo?

Tras analizar los resultados del modelo, se determinó que si la cuarentena tiene el único efecto de reducir los casos de coronavirus, entonces se reducen también los casos de personas con doble infección. Pero si se tiene en cuenta además que la cuarentena implica un aumento de picaduras de mosquitos infectados y el retraso en el diagnóstico de dengue, aunque se reduzcan los casos de COVID, los de dengue aumentarán.

"Y ahí encontramos lo siguiente: solo la cuarentena temprana hará bajar los casos de coinfección, mientras que, si se implementa más tarde, a pesar de circular menos COVID, los casos de coinfección no bajarán e incluso aparecerán antes”, remarcó Bergero.

“Lo que aprendimos de esto es que una medida que se toma para disminuir el impacto de la nueva pandemia puede estar incrementando los casos de dengue y a su vez puede impactar en una población particular (los que tienen ambas infecciones) de una manera que no es nada obvia", añadió.

No obstante, la especialista aclaró que "la situación de cada lugar es diferente y por eso hay que alimentar al modelo matemático, que es solo una herramienta, con la información de cada lugar”.

Dengue y coronavirus

Si bien el dengue y el coronavirus no comparten el agente etiológico ni el modo de contagio, sí presentan similitudes, sobre todo en etapas tempranas. Según destacan desde la UNLP, su epidemiología tiene algunos puntos en común.

Por un lado, en ambas enfermedades una gran parte de los infectados cursa con sintomatología nula o leve: fiebre, dolores musculares y malestar general. Por otra parte, ambas presentan la mayor mortalidad en los pacientes de más de 65 años.

Algunos hallazgos de laboratorio también son similares. Se pueden observar leucopenia, alteración de enzimas hepáticas y plaquetopenia. En un trabajo reciente, se informó que al menos el 3,8% de los primeros 116.974 casos confirmados de coronavirus en Argentina presentó síntomas compatibles con ambas enfermedades.

“La similitud en las etapas tempranas de ambas enfermedades podría causar, en caso de tener ambas enfermedades circulando, demoras en el diagnóstico de la infección por dengue, por SARS-CoV-2 o por ambas. Aunque finalmente se pudo corregir, al principio de la pandemia se describieron resultados falsos positivos en las pruebas serológicas para dengue en pacientes con COVID-19 en Singapur e Indonesia", subrayó Bergero.

"Y cada vez más países fueron reportando casos de doble infección. Incluso un trabajo reportó que estas personas tenían un peor pronóstico. En ese contexto de incerteza, nos pareció útil abordar el problema con las técnicas que nos ofrece el modelado”, agregó.

El modelo matemático

Para armar este modelo con dos enfermedades, las investigadoras unificaron dos modelos simples que se usaban por separado. Por un lado, el denominado SEIR (por susceptible, expuesto, infectado y recuperado), la base que se usa para el modelado de COVID; y por otro lado, aquel que se utiliza para dengue, que incluye la población de mosquitos, propuesto por Derouich y colaboradores.

“Así nos quedó un único modelo, el más simple posible, que incluye ambas enfermedades, y permite que se 'mezclen' las afecciones. Por ejemplo, que parte de la población que está incubando COVID-19 pueda contagiarse de dengue o viceversa”, explicó Bergero.

Para finalizar, la experta de la UNLP detalló que “cuánto más se superpongan las dos epidemias, mayor será la proporción de personas con la infección doble" y su modelo ofrece una manera de visualizarlo.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión