Judiciales y Policiales
BERNAL

Delincuentes torturaron a una mujer de 93 años y está grave

Ocurrió dentro de la fábrica de la que la víctima es dueña en Bernal. La golpearon en todo el cuerpo, la asfixiaron y hasta amenazaron con amputarle los dedos

Una mujer de 93 años resultó gravemente herida tras ser golpeada y torturada por delincuentes en su vivienda de la localidad bonaerense de Bernal, emplazada en el mismo predio en el que está su fábrica, informaron hoy fuentes judiciales.

La mujer, identificada como Sara del Carmen Dodero, fue atacada mientras dormía por dos delincuentes luego que uno de ellos ingresara por un ventiluz de la cocina. Una vez adentro, en medio de las máquinas, tomaron a la víctima del cuello y la movieron por todo el lugar. En un momento, incluso, amenazaron con matar al perro de la propietaria y dos loros que tiene hace más de 30 años. Estaban dispuestos a todo y por poco la matan.

TE PUEDE INTERESAR

A los ladrones les llamó la atención que dentro de la fábrica había dos viejas cajas fuertes. Pensaron que allí estaba el dinero pero al ver que sólo había herramientas y antigüedades, el estado de ira fue creciendo y agredieron aún más a la mujer.

Golpean y torturan a una jubilada de 93 años durante un intento de robo en su casa de Bernal

"Estuvieron una hora y media torturándola, pegándole, exigiéndole dólares que no había, le pegaron golpes de puño en la cabeza, le aflojaron la dentadura, le pegaron en los pulmones, en los pechos, se cayó y le pegaron una patada en el piso", relató Alejandro, hijo de la mujer.

El hombre afirmó que a su madre "la arrastraron, la llevaron a su cama y le tiraron una manta arriba", tras lo cual la amenazaron con prenderla fuego mientras le dijeron "'vieja de mierda, ¿dónde están los dólares?'".

Los ladrones la llevaron a la fábrica que la familia tiene de hilado plástico y de tejido de bolsas para cebollas, situada al lado del inmueble en la localidad de Bernal, donde la continuaron torturando mediante golpes, lo que fue registrado por una cámara de seguridad ubicada en el lugar.

Tras el ataque, los delincuentes huyeron con algunas pertenencias de la víctima, añadieron las fuentes judiciales.

"Mi mamá, a los 93 años, es la que abre a las 6 de la mañana y cierra los sábados a las 6 de la mañana porque esto trabaja 24 horas. Yo creo que la fábrica no sigue, estoy casi decidido, depende mucho de la salud de mi mamá, ella no quiere estar más acá, está con ataques de pánico", indicó el hombre.

Alejandro añadió que anoche pensó que "se moría porque estaba muy mal", aunque "hoy amaneció un poco mejor y está estable".

"Le generaron líquido en el pulmón de los golpes que le pegaron con la parte de atrás del filo del cuchillo y eso generó una neumonía", precisó sobre el estado de salud de su madre, quien está internada en el sanatorio Modelo de Quilmes cerca de Bernal.

Por último, el hijo de Sara aseguró tener "sed de venganza", y dijo que espera que los delincuentes sean detenidos y que "los ajusticien en la cárcel, porque cualquier tipo de la cárcel respeta a su madre".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión