Sociedad
COMUNICACIÓN Y MEDIOS

Daniel Hadad, íntimo y revelador: El futuro del periodismo, los peligros de las redes y la sociedad

El empresario de medios y dueño de Infobae, Daniel Hadad, brindó una entrevista en la que profundizó sobre el cambio en la industria de la comunicación.

Descontracturado, terrenal y siempre con un enfoque periodístico, Daniel Hadad brindó una entrevista radial en la que analizó la situación actual del país tras el atentado contra Cristina Kirchner y la crisis social de la grieta que enfrenta a los argentinos, en la era de las redes sociales y la hiper información.

“Lo que está viviendo la Argentina es un grado de confrontación agresiva que no es exclusivo de la Argentina. En la región, casi todos nuestros países vecinos, la sociedad está partida”, lanzó Hadad ni bien comenzó la entrevista con la periodista Catalina D’Elia en Radio Con Vos.

TE PUEDE INTERESAR

La charla se sumergió a partir de allí en un análisis de la nueva sociedad digital, que cambió las reglas del juego en todo el mundo. A modo de ejemplo, el empresario de medios reveló una charla que tuvo con el afamado ex editor del Washington Post, Marty Baron, en la que el norteamericano le confesó que uno de los motivos por los cuales se retiraba del periodismo es que notó un cambio en la sociedad “que ya no quiere informarse, sino confirmarse”.

La reflexión de Baron hizo mella en Hadad. Luego de masticarla, analizó que “estamos viviendo en la década de la secta” en la que la verdad ha quedado de lado, ya que “no es compatible con alguien que está dentro de una secta. Y no digo que los bandos opuestos se parezcan a sectas, pero hay algunos que forman parte de esos bandos que sí forman parte de sectas”.

Embed

Argentina, los medios de comunicación y "las sectas"

Al profundizar el análisis, el creador de Infobae señaló que todo este fenómeno se generó a partir del impulso a las redes sociales, que como lado positivo empoderan a los individuos, pero en contraparte deforman la percepción de los mismos respecto a la realidad y a cuáles son los intereses que tiene la sociedad.

“Las redes están diseñadas por algoritmos que te van a hacer ver sólo lo que a vos te gusta. Con lo cual vos te vas a sentir confirmado, ratificado. Y vas a decir ‘¿Ves? toda la gente piensa que la política económica ésta es buena, o la política económica esta es mala’. Eso contagió a ciertos medios de comunicación”, explicó Daniel Hadad.

Además, contó que vive en los Estados Unidos por cuestiones laborales y que allí trabaja con ingenieros que le preguntan por qué no hace un Infobae oficialista y otro opositor. “Hoy estamos en condiciones de hacerlo sin que nadie se dé cuenta. ¿Podríamos hacerlo? Sí. ¿Deberíamos hacerlo? No. Categóricamente no. ¿Por qué no lo haría? Porque dejaría de hacer periodismo. Ahí me transformaría en una red, donde trataría de buscar cantidad de usuarios únicos que se pasen todo el tiempo mirando Infobae y ratificándoles lo que piensan. Esa no es nuestra función”, sentenció.

Y agregó: “Durante muchos años se dijo que el periodismo independiente era independiente del Gobierno. También se dijo y con razón que el periodismo independiente es aquel que es independiente de los anunciantes. Perfecto, correcto ambas cosas. Ahora agreguemos uno más. El periodista independiente es aquel que es independiente de su audiencia”.

Infobae.jpg

El SEO, el rating y “hacer cualquier cosa para medir”

Uno de los principales problemas que se planteó durante la conversación es la necesidad de los medios de comunicación de alimentar a las audiencias para mantener niveles óptimos de rating, en el caso de la televisión y la radio, y de usuarios en el caso de los portales de noticias.

“Caer en ese juego es un problema”, afirmó Hadad, a partir de su vasta experiencia en medios de comunicación. “No se puede vivir pendiente de lo que digan de uno, porque ahí la función del periodista empieza a extinguirse. No se puede vivir pendiente del rating”, insistió.

Para muestra, un botón, reza el dicho. Por eso el periodista –hoy alejado del rol editorial– detalló cómo vivió el minuto a minuto tras el atentado contra la Vicepresidenta, que lo encontró en Buenos Aires. “Me levanto, miro Infobae, miro las métricas y ninguna de las notas que hacía referencia al atentado, al intento de magnicidio iba primera. ¿Qué nota iba primera? Un reportaje al fan de Wanda Nara”, reveló.

Yo digo ‘algo anda mal’. Imaginemos que hoy estuviese a cargo del tema editorial. ¿Qué tendría que haber hecho? ¿llamar y decir ‘rápido, de cabeza, va el fan de Wanda Nara’? ¿O mantenerme con las implicancias de esta noticia política horrible que vivimos ese jueves a a noche que nos conmovió a todos? Yo no tengo dudas, pero tal vez alguien duda y dice ‘vamos con Wanda’ porque va a dar más usuarios únicos traducido en televisión o en diario más rating”.

tELEVISION.jpg

Un nuevo horizonte: Del breaking news a las historias bien contadas

La vorágine por la información y la hipercomunicación son dos consecuencias de las redes sociales, pero también dos síntomas de la agresividad que se vive por estos días. “Como nunca hubo, hay una saturación de información”, señaló Hadad.

“La gente encuentra información hasta en la sopa. Entonces ya la noticia no es un elemento diferenciador de un medio. O sea, exclusivo, alerta, primero en. Será una primicia mundial, lo que quieras. ¿Cuánto dura eso? Un minuto y medio. En cambio, el detrás de las noticias a la gente le interesa”, agregó.

Y afirmó que “la gente busca hoy que le expliquen las cosas, el periodismo donde le explicás algo. Intenté ver las notas más leídas del atentado en sí mismo. Y no eran los breaking news: ‘detuvieron a la novia de Sabag Montiel’. Eso se ve un ratito”.

“Pero al ratito tal vez había otra nota que contaba sobre un atentado similar que tuvo Raúl Alfonsín y otro sobre Menem, que yo no me acordaba, pero parece que en ese momento no tuvo tanta trasencencia. Y cuando digo historias, son historias de todo tipo”, concluyó Hadad.

Embed

Recuerdos del 2001: ¿Qué tan cerca estamos del estallido?

En otro recorte de la entrevista, Daniel Hadad recordó su trabajo periodístico durante la crisis del 2001, y expresó que sentía “una responsabilidad muy grande”, al tiempo que reveló que repasó y reflexionó sobre su actuación (n. de R: En aquel momento conducía Después de Hora en América TV).

Sin embargo, reconoció que no haría nada distinto. “Cuando estás al aire y están pasando las cosas en ese mismo momento no siempre tenés esa templanza”, aseguró. Y dijo que el 2001 fue un momento excepcional de Argentina que “no tiene un punto de comparación con lo que tenemos hoy".

“Creo que si Argentina hoy se calma un poco tiene una oportunidad enorme”, opinó Daniel Hadad. “Sé que mucha gente no cree y está descreída de la Argentina hoy y me duele mucho cuando veo chicos partiendo de la Argentina porque hoy no encuentran lugar acá para trabajar o soñar”.

“Pero las condiciones otra vez del mundo porque el mundo también está enloquecido. Lo que ocurrió con la invasión rusa a Ucrania a un país como Argentina le da sin querer una enorme oportunidad en materia de energía y alimentos. Por eso te diría que no creo que sea comparable con ese momento”, concluyó el empresario.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión