Sociedad
GRUPOS DE RIESGO

¿Qué pasa con la población con cardiopatías por Chagas y el Covid-19?

Las cardiopatías generadas por la enfermedad de Chagas convierten a los pacientes que las padecen en integrantes de los grupos de riesgo frente al virus pandémico. Mirá qué pasa con quienes no desarrollaron cardiopatías.

Uno de cada tres infectados por la enfermedad de Chagas puede sufrir cardiopatías,  según señalaron desde el Instituto Nacional de Parasitología (INP) y, en el Día Nacional por una Argentina sin Chagas, recordaron que los que tengan esa condición deben "extremar los cuidados" para protegerse del coronavirus ya que forman parte de los grupos de riesgo.

Marisa Fernández, integrante del INP, señaló hoy que 1 millón y medio de personas tiene Chagas en Argentina y pidió desterrar la "idea social" de que esa enfermedad sólo se registra en el norte del país, ya que hay casos en toda la geografía nacional y la mayor concentración se da en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

TE PUEDE INTERESAR

Sobre la relación entre esta enfermedad y el coronavirus, explicó que "la población que tienen Chagas con cardiopatía es de riesgo y tiene que extremar los cuidados, mientras que si tiene Chagas pero no tiene cardiopatía tiene el riesgo de la población general".

La diseminación de la infección, habitualmente asociada a la vinchuca, también se genera por otras situaciones: "Hay fenómenos migratorios y también puede transmitirse desde el embarazo al bebé, en transfusiones de sangre no controladas y a través de dadores de órganos".

"Sabemos que no se transmite por relaciones sexuales, por la lactancia, por la convivencia, por compartir un ámbito laboral, recreativo. No tenemos que tener miedo", dijo Fernández.

La única vía para la detectar el Chagas es a través de un análisis de sangre específico que en Argentina es obligatorio para "todas las embarazadas, todos los hijos de mujeres que tengan Chagas, todos los hemo-derivados en bancos de sangre y todos los dadores o receptores de órganos".

Los test sirven para detectar la infección y administrar un tratamiento específico que ayuda a quienes desarrollan cardiopatías y, especialmente, a los niños, adolescentes y mujeres en edad fértil. Si una persona tiene Chagas y es recuperada de coronavirus, "no puede ser donante de plasma", recordó la integrante del INP.

La Ley nacional de Chagas, sancionada en 2007, sostiene que esa enfermedad no es limitante para el ingreso a ninguna institución educativa, que está prohibido realizar el test como pre-laboral y que los recursos para el tratamiento son gratuitos.

Finalmente, desde el INP desalentaron el uso de expresiones populares como "Mal de Chagas" y "chagásico", por ser estigmatizantes hacia las personas que padecen esta enfermedad.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión