Política y Economía
MICRÓFONO ABIERTO

El antojo de Cristina que los medios convirtieron en "chivo"

Finalizando la sesión del Senado, Cristina Kirchner no se percató de que su micrófono estaba encendido y preguntó a que hora cerraba una heladeria de bombones

Clarín lo tituló “¿A qué hora cierra Rapanui?: la preocupación de Cristina Kirchner mientras aprobaban la ley de superpoderes en el Senado", como acusándo a la Vicepresidenta de frívola durante su tarea.

La Nación, en cambio, prefirió llamarle blooper:

TE PUEDE INTERESAR

“¿A qué hora cierra Rapa Nui? El blooper de Cristina Kirchner en plena sesión Un micrófono le jugó una mala pasada a la vicepresidenta cuando se estaba votando un proyecto" .

Ya sea preocupación superficial o blooper involuntario, al lado de lo que se vió y escuchó en tiempos de virtualidades en las sesiones por la pandemia, lo que sucedió con la Vicepresidenta, su micrófono abierto, y la frase filtrada, parecen hasta una nimiedad.

Sin embargo nada es menor para los medios si se trata de "ella".

"Rapanui": el insólito video de Cristina Kirchner en el senado

Las redes convirtieron a esa marca de un producto premium, como es la frambuesa helada recubierta de chocolate, en un inconmensurable "chivo" o PNT (publicidad no tradicional), gratuito y catapultante al éxito nacional asegurado, de un producto que aún está reservado para ciertos bolsillos.

El contexto de la frase que se filtró involuntariamente por los micrófonos del Senado sucedió durante uno de los últimos temas de una sesión extensa.

Ya se había aprobado, en un debate acalorado entre el oficialismo y la oposición, el proyecto de ley de reglamentación de la restricción de actividades por la pandemia que impulsa el gobierno de Alberto Fernández.

Allí fue cuando Cristina Kirchner olvidó cerrar su micrófono, pudiéndose escuchar lo que le preguntó, en confianza, a uno de sus asistentes que se había acercado al estrado de la presidencia, la frase que luego se viralizó, y quizás creó a un nuevo millonario.

"¿A qué hora cierra Rapanui?"

La respuesta a esa consulta varía si el lector es de Clarín o La Nación.

Porque uno medio dijo a las 23 hs, y el otro a la 1 de la madrugada, refiriéndose al local que se ubica a media cuadra del departamento de Cristina Kirchner en Recoleta.

En lo que ambos medios hegemónicos estuvieron de acuerdo es en dejar flotando que los gustos de la ex presidenta no se condicen con su condición de "Nacional y Popular", por lo cual los seguidores en redes de Juntos por el Cambio impusieron el hashtag "Grido", para contrastar a donde es que debería comprar sus helados, para calmar sus antojos, la Vicepresidenta.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión