Sociedad
EXTRAÑO

Apareció otro periodista cordobés que odia a Cristina con furia

Quien fuera ladero de Mariano Grondona en "Hora Clave" va ganándose un lugar en LN+. Pablo Rossi, el cordobés que (también) odia a Cristina, la embiste a diario

La K tiene un poder hipnotizante en varios comunicadores, y Cristina Kirchner la adoptó al casarse y decidir utilizar el apellido de su esposo. Muchos de quienes trabajan en la señal de noticias del diario La Nación quedan mesmerizados solo de mencionar esa simple letra.

Desde hace unos meses quien fuera siempre "partenaire" de periodistas famosos como Mariano Grondona, Luis Majul o Alejandro Fantino va ganando su espacio como conductor a fuerza de machacar día a día con el uso de esa letra mágica que convierte a ignotos en estrellas, como por arte de magia.

TE PUEDE INTERESAR

Es que la K tiene su encanto.

En el idioma español siempre llama la atención porque parece eternamente original.

Pocos nombres y pocos apellidos la incluyen entre sus letras y da la casualidad que dos ex presidentes (marido y mujer) lo tuvieron como propio y adquirido políticamente, en el sentido tanto marital, como partidario de ese término.

Si se le suma que el único ex ministro de economía que llegó desde ese puesto de colaborador presidencial, nombrado "a dedo", al cargo electivo de Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, también ubica la K como primera letra de su apellido, podemos deducir que los poderes cósmicos de la letra K, deben ser de una potencia inconmensurable a nivel universal.

De seguro Pablo Rossi lo sabe, y por eso se suma a la legión de periodistas a los cuales mencionar la K los volvió millonarios o les granjeó un éxito asegurado o los catapultó a lugares insospechados, de no haber invocado a esa simple letra del abecedario.

Y el poder no sólo se los brinda a comunicadores.

Modelos, cantantes de cumbia, actores o humoristas notaron que si sus carreras no tienen el suceso que ellos desearían, existe una sola fórmula que puede potenciarlos, revitalizarlos o lanzarlos de cara al estrellato nuevamente (o por primera vez); y es enamorarse, dejarse seducir y quizás hasta obsesionarse con la K.

Ahora es el cordobés de acento eterno, Pablo Rossi, quien siguiendo las huellas de su coterráneo y también consuetudinario acentuador del cantito mediterráneo, Alfredo Leuco, optó por volcarse ya sin temores, vergüenzas ni tapujos, a adorar la K abiertamente y cargar sobre ella todo el peso de su futuro en los medios nacionales.

Hoy, en su última gran veneración a la K, destinó toda su enjundia para indicar a la Vicepresidenta Cristina Kirchner y solo a ella, como la enamorada de los autócratas del mundo, simbolizados en Nicolás Maduro, Vladimir Putin y Daniel Ortega de Venezuela, Rusia y Nicaragua respectivamente.

YouCut_20210616_192525318.mp4

Pablo Rossi también integra la lista de periodistas "iluminatis" que saben del poder cósmico de la letra K, y por eso usan a Cristina Kirchner como excusa para impulsar sus carreras mencionando la letra.

Lo llamó "debilidad por los tiranos", pero todos ya saben que en realidad Pablo Rossi sólo necesitaba una coartada que le sirviera de excusa para su verdadero objetivo: utilizar los influjos poderosos de la misteriosa y ocultamente adorada letra K, y Cristina se la ofreció en bandeja.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión