Política y Economía
El MENSAJE EN MEDIO DE LA INTERNA DEL FDT

¿Qué dijo Cristina Kirchner sobre legitimidad de un gobierno?

Cristina Kirchner evocó la llegada al poder en 2003 y los modos en que construyó legitimidad. ¿Cómo se resignifica en la coyuntura del Frente de Todos?

La vicepresidenta Cristina Kirchner volvió a referirse a la diferencia entre la legalidad y la legitimidad de un gobierno y tensionó aún más la interna que afronta el Frente de Todos.

Al igual que durante la apertura de la EuroLat, cuando consideró “que te pongan una banda y te den el bastón no significa que te den el poder”, la principal dirigente del kirchnerismo diferenció la "legitimidad de origen” y la de “la gestión".

TE PUEDE INTERESAR

El mensaje en la red social Twitter surgió luego de un encuentro con Pilar del Rio, la periodista y esposa de José Saramago, Premio Nobel de Literatura, quien viajó a nuestro país invitada a participar de la Feria del Libro.

“Los conocí en mayo del 2003, compartiendo una cena junto a empresarios, intelectuales, periodistas y dirigentes de Derechos Humanos" sostuvo, a modo de anticipo.

Un mensaje que evoca al 2003 y se resignifica con la actual coyuntura

En ese marco, Cristina Fernández reiteró su concepción acerca del poder y la legitimidad social de un gobierno. “La pregunta era: ¿Cómo íbamos a hacer para gobernar el país después de la crisis de 2001 con apenas el 22% de los votos? Mi respuesta fue única y categórica: nos íbamos a legitimar gobernando… porque se podía ser legítimo y legal de origen y no de gestión” advirtió.

Durante la charla con la periodista, también se refirió a los 40 años de democracia ininterrumpida que se cumplirán en 2023.

Cristina Kirchner y un regalo "con aviso" para Alberto Fernández

A comienzos de abril, las tensiones entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández resonaron luego de un sugerente regalo de la expresidenta al actual mandatario nacional.

Cristina Kirchner le envió el libro “Diario de una temporada en el quinto piso” del sociólogo Juan Carlos Torre, en el que se describe la política económica de Raúl Alfonsín y cómo el ex presidente debió lidiar con el FMI, el gobierno norteamericano, la hiperinflación, los empresarios y la CGT.

“Es un libro que no tiene desperdicio y que tiene que ver con esto de los conceptos empaquetados que le venden a los argentinos. El problema es cuando se lo venden a las clases dirigentes argentinas porque la sociedad tiene tantos problemas que no tiene tiempo para andar haciendo finas disquisiciones pero, quienes tenemos y nos presentamos ante la sociedad para conducir sus destinos no podemos tener esos errores” advirtió en uno de sus discursos.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión