Política y Economía Judiciales y Policiales
COMENZARON LOS ALEGATOS

Causa Vialidad: claves para entender el juicio contra Cristina Kirchner

Comenzaron los alegatos del juicio por la obra pública en Santa Cruz durante el kichnerismo. ¿Corrupción o "lawfare" político-judicial?

Con una estruendosa acusación del fiscal Diego Luciani, este lunes dieron inicio en los Tribunales de Comodoro Py los alegatos que marcarán la etapa final del juicio por la obra pública en Santa Cruz durante la gestión del kircherismo (2003-2015).

La causa investiga la conformación de una presunta “Asociación ilícita” para favorecer el direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz en favor del empresario Lázaro Báez.

TE PUEDE INTERESAR

Se trata de un juicio de la denominada “Causa Vialidad”, iniciado hace más de tres años, y que tiene como principal acusada a la actual vicepresidenta Cristina Kirchner como presunta “jefa de asociación ilícita y defraudación al Estado”.

Además de Cristina Kirchner, están imputados el empresario Lázaro Báez; el exministro de Planificación Federal Julio De Vido; el exsecretario de Obras Públicas José López; Abel Fatala, exsubsecretario de Obras Públicas.

También aparecen señalados como partícipes de la “asociación ilícita”, Carlos Kirchner, exsubsecretario de Coordinación de Obra Pública, Nelson Periotti, exdirector Nacional de Vialidad; Raúl Daruich y Mauricio Collareda, exjefes del distrito Santa Cruz de la Dirección Nacional de Vialidad; y Juan Carlos Villafañe, Héctor Garro, Raúl Pavesi y José Santibáñez, expresidentes de la Administración General de Vialidad de Santa Cruz.

Las audiencias se llevan a cabo en el Tribunal Oral Federal N° 2 y están a cargo de los jueces Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Andrés Basso, a quien la propia Cristina Kirchner acusó de “Tener la condena escrita” durante su declaración testimonial a fines de diciembre del 2019.

Otras de las polémicas, se centra en el control de la sentencia a cargo de los los camaristas Gustavo Hornos y Mariano Borinsky que vienen de ser sobreseídos por sus reuniones con Mauricio Macri en Olivos.

La solitaria acusación de Fiscalía tras el corrimiento de la UIF

Tras las reactivación de las jornadas de juicio- luego de las audiencias testimoniales- el fiscal Diego Luciani fue el encargado de dar inicio con los alegatos finales (tendrá varias jornadas para exponer los fundamentos de su acusación).

“Al asumir Néstor Kirchner la presidencia y luego su esposa, Cristina Elizabeth Fernández instalaron y mantuvieron en el seno de la administración nacional y provincial de Santa Cruz una de las matrices de corrupción más extraordinarias que lamentable y tristemente haya conocido el país”, lanzó durante su intervención.

Aclaró que “lo extraordinario radica en las características inusuales de la asociación, capacidad de acción merced a una división de roles perfectamente organizada” y se valió de las declaraciones del actual presidente, Alberto Fernández, cuando explicó su salida de la Jefatura de Gabinete durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. En ese sentido, sostuvo que una de las razones de su renuncia fue “por lo que está pasando en la obra pública”.

En su primera jornada de alegato, Luciani contestó a Cristina Kirchner, quien al declarar en indagatoria había descripto al tribunal como “del lawfare” y tras elucubrar que tenía “la condena escrita”, advirtió: “no me interesa”.

“Si a la vicepresidenta no le interesa, a este Ministerio Público, que tiene la representación de la sociedad, sí le interesa, y también le interesan los daños inconmensurables que se generaron con la paralización de las obras” replicó.

videofiscal.mp4

El fiscal Luciani señaló al ex matrimonio presidencial y a su "amigo Lázaro Báez" como cabezas de la estructura de ese mecanismo de corrupción y sorprendió con la exhibición de mensajes de texto y de Whatsapp extraídos del teléfono celular secuestrado al ex secretario de Obras Públicas José Francisco López que, según interpretó, muestran la existencia de un plan “limpiar todo” antes del cambio de gobierno.

“Esa fue la meta, el objetivo, sin importarle el enorme daños que estaban generando. Eso trajo aparejado un enorme perjuicio a la provincia de Santa Cruz, en especias con los trabajadores despedidos”, argumentó y lo justificó con la exhibición de notas periodísticas “que ilustran el caos que se generó” advirtió.

Desde el Ministerio Público Fiscal, dijeron que se “tiene por acreditado que entre los años 2003 y 2015 funcionó en el seno del Estado una asociación ilícita de características singulares”.

“Se trató de una asociación ilícita piramidal que tuvo en su cúspide a quienes se desempeñaron como jefes del estado y que fue organizada e integrada por distintos funcionarios públicos”, dijo el fiscal en las primeras tres horas de su alocución ante el Tribunal Oral Federal que celebra el juicio.

Cabe recordar que la acusación de Fiscalía quedó endeble tras la decisión de la Unidad de Información Financiera (UIF) de desistir con la acusación una vez concluidas las indagatorias.

“Corresponde la absolución por fraude" indicaron desde el organismo, al considerar que ninguno de los testigos pudo ubicar a Cristina como parte de las supuestas maniobras. En ese sentido, el único que mencionó la existencia de sobreprecios fue el mediático Leonardo Fariña, aunque con una declaración sin juramento de decir verdad, por estar imputado en otro expediente.

"A mí me absolvió la historia"

A comienzos de diciembre de 2019, Cristina Kirchner realizó una declaración con un fuerte contenido político en la que introdujo el concepto de lawfare, para describir un complejo entramado judicial, político y mediático que opera sincronizado con el fin de perseguir a dirigentes políticos y sociales.

“Este es un tribunal del lawfare que seguramente tiene la condena escrita. A mí me absolvió la historia. Y a ustedes seguramente los va a condenar la historia. ¿Preguntas? Preguntas tienen que contestar ustedes, no yo” sostuvo, en una recordada intervención.

"Hubo cinco audiencias completas que fueron transmitidas en vivo y en directo y en los pasajes más escabrosos del guión fiscal apuntaban a mi cara", recordó, para analizar cómo opera la construcción de sentido.

¿No les parece que tiene impacto que la vicepresidenta de la Argentina está acusada de asociación ilícita, de ser la jefa de una banda? ¿En serio les parece que no?, ¿en serio?" se preguntó.

cristina.mp4

Cristina Kirchner: "A mí me absolvió la historia"

Además, se refirió a una planificación para conseguir los efectos deseados en la opinión pública: “Bastó que fuera electa senadora para que tres días antes me bajaran la prisión preventiva que obviamente no pudieron ejecutar porque tenía fueros. Buscaban la construcción mediática, los títulos de diarios, Cristina no va presa porque se ampara en los fueros”.

“Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas. No sé cómo tuve tiempo para gobernar porque me las pasaba armando asociaciones ilícitas” ironizó.

El inicio de los alegatos ganarán la agenda política y mediática de las próximas semanas a la espera de un fallo que será bisagra no solo en la relación entre los diferentes poderes del Estado sino en la evaluación social sobre el rol de la Justicia.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión