Política y Economía
Crisis

Zanella despidió a 70 trabajadores de su planta en Tres de Febrero y busca pagar el 50% de las indemnizaciones

La empresa había paralizado la producción de la fábrica a principios de octubre y hoy anunció despidos masivos. Los trabajadores denunciaron la militarización de la planta y la intención de la empresa de pagar la mitad de las indemnizaciones.

La ensambladora de motos Zanella despidió hoy a 70 trabajadores de su planta ubicada en la localidad de Caseros, partido de Tres de Febrero, en el marco de un proceso de ajuste de personal y cierre de fábricas que la empresa inició a mediados de este año. Los empleados se presentaron hoy a trabajar, como todos los días, y se encontraron con un lugar sitiado por efectivos policiales y una empresa de seguridad que entregó los telegramas de despido.

La fábrica había decidido paralizar la producción a principios de octubre con el argumento del impacto que la recesión que atraviesa el país provocó en la producción de la empresa y en la fuerte caída del consumo. En ese contexto, este año Zanella cerró sus plantas de Mar del Plata y Córdoba y dispuso una reducción de personal en la fábrica de San Luis.

TE PUEDE INTERESAR

Hoy fue el turno de unos 70 trabajadores de Tres de Febrero, sitio donde está radicada la sede administrativa de la firma. De los despidos masivos que se produjeron hoy sólo se salvaron los empleados jerárquicos y administrativos.

En los telegramas de despidos la empresa acusa recibo que “nuestra compañía se encuentra atravesando una grave crisis desde mediados del año pasado” y que “se han derrumbado los índices de producción y consumo”.

Además, en el mismo telegrama la firma expresó que los cierres de planta y la reducción de personal en otras fábricas no permitieron “mejorar los indicadores de la Compañía”. En ese contexto, afirmaron que “mantener la cantidad de personal actual resulta inviable en el corto plazo”.

Los trabajadores denunciaron que la empresa los despidió en los términos del artículo 247 de la Ley del contra de trabajo, por lo que se abre el paragua legal para que Zanella pague sólo el 50% de las indemnizaciones. Además, adeudaba salarios y aguinaldos desde junio.

Los trabajadores despedidos fueron hoy a la sede del Ministerio de Trabajo en el distrito para tener una audiencia, a la que los representantes de la empresa no asistieron, según informó el portal BAE Negocios.

Por último, en el telegrama, Zanella indicó que “de mejorar los índices o la producción, lo tendremos en consideración para cualquier incorporación que pudiéramos realizar”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión