Sociedad
Entrevista FM CIELO 103.5

No culpes a la plata: Aseguran que las crisis económicas motivan la infidelidad en las parejas

Que las cuentas no cierren podría ser uno de los motivos para quienes buscan aventuras fuera de casa. El descreimiento en la religión y el fin de la monogamia aparecen como otras de las razones de la infidelidad.

Hace algunas semanas un sitio web especializado en personas infieles publicó un estudio en el que asegura que las dificultades económicas figuran como motivos por los cuales las personas buscan satisfacción fuera de casa. Sin embargo, no hay sólo una razón, sino más bien todo lo contrario: hay muchas.

En diálogo con Juan Rubinacci en “No Te Des Vuelta”, el psiquiatra Omar Ledesma aseguró que “todos tenemos una tendencia a la infidelidad como búsqueda de la satisfacción". En ese sentido, el especialista señaló que “hay un período de enamoramiento que es donde hay una carga neurovegetativa que excita mucho más que después, cuando sólo persiste el sentimiento”.

TE PUEDE INTERESAR

En otro punto, mucho se ha escuchado hablar de la “cosificación” de las personas. Según el licenciado, “las personas han pasado a ser cosas, por lo tanto se obtiene la valoración de un objeto sexual”.

Sin embargo, la ética y la moral también juegan su carta: “Si no se tiene una barrera moral, que con el tiempo se ha ido debilitando, se tiene mucha más facilidad para ser infiel. Pero no todos lo llevan a cabo, hay un sistema de frenos que en este caso comienza a no existir”, remarcó Ledesma.

Por último, destacó el tema de la religión: “Todas las culturas occidentales que fueron invadidas o colonizadas por el cristianismo tienen una carga de culpa. En este momento no es tenido en cuenta. La concurrencia a las misas es mucho menor de lo que era antes. Hay esquemas poligámicos en su vida y continúan yendo a misa por una cuestión de costumbrismo pero no de valores”.

Escuchá “No Te Des Vuelta” de Lunes a Viernes de 17 a 19 horas por FM CIELO 103.5 o en www.cielofm.com

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión