Política y Economía Municipios
EFECTO CUARENTENA

Comerciantes de Esteban Echeverría se declaran “en situación desesperante” y Gray responde con chicanas

El intendente atribuyó a una movida del PRO una manifestación de 130 comerciantes que temen no poder sobrevivir a la pandemia. Se calcula que el 40 por ciento cerrará sus persianes en el corto plazo.

El intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, que transita su cuarto mandato, tuvo que ceder ante el reclamo de comerciantes locales, a los que no había convocado durante los primeros meses de confinamiento, luego de una marcha que protagonizaron por el centro de Monte Grande. Más tarde habló de “infiltración” de parte del PRO.

El reclamo buscaba obtener ayuda para afrontar la pandemia: se calcula que el 40 por ciento de ellos habrán dejado de operar para cuando se acabe la cuarentena. Unos 60 emprendedores del centro comercial de Monte Grande ya bajaron las persianas. El problema son las restricciones para operar que, parece, no aplican para las grandes cadenas comerciales radicadas en el distrito.

TE PUEDE INTERESAR

En Esteban Echeverria, la Cámara de Comercio existe desde hace 80 años pero en la última década no tuvo actividad. Como no había interlocutores de peso que llamaran su atención, Gray se desentendió de los problemas de los comerciantes durante los primeros dos meses de la pandemia. 

La última convocatoria de comerciantes reunió a 130 frente a las puertas del Municipio (InfoRegión).

Por eso se organizaron a través de grupos de Whatsapp y lanzaron “Comerciantes unidos”, una asociación civil cuya conformación todavía está en trámite. Luego convocaron a una marcha a las puertas de la Municipalidad en la que participaron unos 60 comerciantes. Como no obtuvieron respuesta, la repitieron el último viernes y duplicaron la concurrencia.

Acorralado, Gray cedió, pero a su manera. Primero intentó deslegitimar el reclamo: “Patricia Bullrich está convocando por las redes, está tratando de agitar, a través de sus referentes locales a que los comerciantes se manifiesten en la puerta del municipio”,  denunció. Luego los convocó, pero por separado, bajandole el precio a la organización.

Desde Comerciantes  Unidos le dijeron a INFOCIELO que no persiguen objetivos políticos, aunque admiten que se intentó desvirtuar su protesta. “El reclamo de los comercios es genuino. Lo que vimos es que nuestra manifestacion se infiltró gente del PRO, que ni sabíamos de que partido eran”, explicaron. “Tenemos un grupo grande de whatsapp y los comerciantes están en una situación desesperante”, agregaron.

Las declaraciones del Intendente merecieron la intervención de Alejandro Finocchiaro, ex ministro de Educación y referente del PRO de La Matanza. “Nadie fogonea al dueño de un tallercito, de una pyme, al dueño de un bar o tienda de electrodomésticos o ropa que hace tres meses que no puede trabajar. El problema real no necesita ser fogoneado”, replicó, tras acusar a Gray de querer “tapar el sol con la mano”.

Lo cierto es que la ayuda que la comuna ofreció a los comercios no fue demasiado generosa: apenas poner a disposición los canales de comunicación de la comuna para promover las ventas. Poco comparado con lo que hizo la vecina ciudad de Quilmes, que organizó y puso en marcha un programa para impulsar las ventas online, que en pocas semanas logró la adhesión de más de 500 comercios.

La movida de Quilmes es un espejo para todos los comerciantes de zona sur. A tal punto que Comerciantes unidos buscará replicarla en formato de una aplicación para celulares y para eso convocan a sus colegas de distritos vecinos. Es que entendieron que tienen poco que esperar del Estado municipal.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión