Política y Economía Municipios
Pueblada en Benito Juárez

Todo un pueblo se moviliza contra el cierre de una histórica fábrica textil

La multinacional VF decidió bajar las persianas de la vieja fábrica Charrúa de Benito Juárez y deja a 45 trabajadores en la calle. Hoy, todo el pueblo se convoca para protestar y acompañar a los despedidos.

La vieja fábrica Charrúa, un emblema de la tranquila localidad de Benito Juárez, a 450 kilómetros de La Plata, cerrará definitivamente sus puertas. La decisión corrió por cuenta de VF Corporation, una multinacional norteamericana, líder en el rubro textil y de calzado, y era ya conocida por la localidad, donde habitan 20 mil personas.

VF operaba desde 2017 mediante la firma AMESUD, propiedad de la familia Kim. Entonces contaba con 55 empleados, y se proponía mantener los volúmenes de fabricación que le demandaba VF y proveer además a otras marcas, como Vitamina y Tucci, con la meta de vender a todo el país, de acuerdo al anuncio que el Gerente Administrativo y Controler de la Textil Amesud S.A. Jorge Luis Killane, efectuó en ese momento.

TE PUEDE INTERESAR

Los propios trabajadores confirmaron el cierre y los despidos. “El martes nos reunió la Gerencia de la Compañía y nos comunicó que estábamos todos despedidos”, relató Willy Cardoso, que trabajo los últimos 40 años en la planta. “Están cerrando un pedazo de la historia de nuestro pueblo. Acá pasaron mil familias, teníamos realizadas nuestras vidas con este trabajo”, agregó.

Esta noche, desde las 20 horas, todo el pueblo se movilizará para repudiar el cierre y acompañar a las 45 familias que se quedaron sin su fuente de trabajo.

Será en la plaza independencia, bajo el lema #NoalcierredeVF, una medida que, sintetizaron vecinos en las redes, “atenta directamente contra nuestra dignidad y nuestra identidad como pueblo”. “Hoy tenemos la oportunidad histórica de exigirle al gobierno nacional, provincial y a sus concejales que dejen de sopapearnos. Nos vemos a las 20 hs en la Plaza Independencia”, añadieron otros.

La decisión parece, no obstante, irreversible. La “reestructuración” implicó el cierre de una planta en La Rioja, hace apenas seis meses, y forma parte de un plan para dejar de producir las marcas Lee y Wrangler en el país, una decisión que se trasladaría a Chile y Brasil en el mediano plazo. Además de VF, dejaron el país en los últimos meses el grupo Aplargatas y cerraron sus puertas otras como Wanama.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión