Judiciales y Policiales Municipios
En Lanús

Crimen, detenciones. intento de venganza y tensión en una comisaría

Del crimen resultó víctima un joven. Detuvieron a dos hermanos. Familiares del fallecido prendieron fuego e intentaron irrumpir en una comisaría

Un joven de 21 años fue asesinado a martillazos tras una discusión en el partido bonaerense de Lanús, y por el crimen detuvieron a dos hermanos, informaron hoy fuentes policiales. Familiares y amigos de la víctima fatal fueron hasta la puerta de la comisaría Sexta en Monte Chingolo, dónde además de prender fuego, pidieron justicia e intentaron entrar a la seccional para realizar un acto de venganza por mano propia.

El hecho se registró el sábado último Cotagaita y pasaje Libertad de la localidad de Monte Chingolo, en el mencionado distrito de la zona sur del Gran Buenos Aires, y la víctima fue identificada como Mauricio Cipriano Cantero.

TE PUEDE INTERESAR

Aparentemente, todo comenzó cuando Cantero mantuvo una discusión con dos jóvenes, quienes lo tiraron al suelo y le dieron martillazos en la cabeza.

lanus1.jpg

El muchacho fue trasladado de urgencia a la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Avellaneda, donde murió como consecuencia de las lesiones sufridas en el cráneo.

Efectivos de la comisaría Sexta de Monte Chingolo fueron alertados por el crimen y se entrevistaron con algunos testigos presenciales.

Según las fuentes, dos hermanos fueron señalados como los autores del ataque y la Policía realizó un operativo con el objetivo de detenerlos.

En primer lugar, el personal aprehendió a uno de los sospechosos, llamado Juan Rauna (28), en el Hospital Narciso López mientras era atendido por algunas lesiones.

Luego, los efectivos apresaron a su hermano, identificado como Gerardo Rauna (25), añadieron las fuentes.

En tanto, esta mañana la Policía realizó dos allanamientos en las viviendas de los acusados en busca de los elementos utilizados para cometer el crimen.

En uno de los procedimientos realizado en la habitación donde vive el menor de los hermanos, el personal secuestró un machete, un mango de maza de madera, un cuchillo del tipo carnicero, una vara extensible, tres martillos y dos mazas.

El hecho es investigado por el fiscal Gastón Fernández, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 descentralizada en Lanús, en una causa caratulada como "homicidio agravado por alevosía", que prevé la pena de prisión perpetua.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión