Judiciales y Policiales
PRESIDENTE PERÓN

Asalto en el country: "Actuaron con saña inexplicable"

El empresario gastronómico asaltado junto a su esposa e hijas en su vivienda de un country del partido bonaerense de Presidente Perón dio su testimonio

El empresario gastronómico Maximiliano Ferrari, quien fue asaltado junto a su esposa e hijas en su vivienda de un country del partido bonaerense de Presidente Perón, aseguró hoy que los delincuentes actuaron con una "saña inexplicable" y que "estaban dispuestos a todo".

El hombre agregó que la peor parte se la llevó su esposa, a quienes "le arrancaron las uñas con un alicate", al tiempo que los delincuentes amenazaron con emplear el mismo elemento para "cortar la lengua" a una de sus hijas gemelas.

TE PUEDE INTERESAR

"Especialmente se ensañaron con ella (su esposa), nos golpearon a todos, pero a ella en particular la golpearon un montón", relató Ferrari en diálogo con el canal Todo Noticias (TN), quien agregó que como consecuencia del ataque la mujer presenta golpes y lesiones en el cuerpo.

"La saña es casi inexplicable", dijo el empresario, y contó que la violencia comenzó cuando él fue a buscar junto con tres delincuentes dinero que tenía guardado en un sector de la casa, mientras al menos otros dos retenían a su mujer y a sus hijas en una habitación ubicada en la parte superior de la vivienda.

"En ese momento, mientras yo les estaba dando (el dinero), los otros dos habían iniciado esa tortura inexplicable cuando ni siquiera sabían el resultado de la gestión de los otros tres malvivientes", contó el empresario.

Según relató Ferrari, al regresar a la habitación donde se encontraban su mujer y sus hijas con dos asaltantes, observó que "una de las nenas intenta defender a la mamá, y cuando con una de sus manitos intenta sacarle la mano al señor que le estaba pegando a su madre, él empuja a la nena contra el respaldar de la cama".

"Es en ese momento -continuó- que me levanto del piso y tiro a la persona que estaba atrás mío, por que ya no importaba nada, ya no había sumisión".

"Pensábamos que no había nada más para entregar ni para hacer y esos chicos iban a seguir subiendo su nivel de violencia que era inexplicable en ese punto, y es ahí donde comenzó una batalla campal".

"Si ya tenían la intención de con un alicate quitar una uña, si con el mismo alicate le querés cortar la lengua a una nena y ya tenías el dinero en tu poder, gatillar es un detalle, evidentemente esta gente estaba dispuesta a todo", destacó la víctima.

Tras cometer el ilícito, los delincuentes huyeron del lugar y el hombre alertó a la custodia del barrio que, a su vez, llamó al número de emergencias 911.

Personal policial arribó al country y la mujer fue trasladada de urgencia a un hospital zonal, donde aguardaba ser intervenida quirúrgicamente.

Maximiliano Ferrari, al ser consultado por el estado de salud de su pareja, contó que "está internada a la espera de una cirugía", y precisó que aguardan la evolución de los hematomas que tiene en la cabeza para ver si pueden evitar otra operación.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión