Agro Sociedad
AGRO

Cosechadoras usadas: todo lo que debemos saber antes de comprar una

Las cosechadoras de segunda mano conservan su utilidad durante mucho tiempo. ¿Qué tener en cuenta al momento de comprar?

El mercado de las maquinarias agrícolas es uno en expansión permanente, con desarrollos tecnológicos constantes que buscan innovar en uno de los nichos más productivos a nivel mundial. Sin embargo, la tasa de obsolescencia de las máquinas es muy baja.

Las cosechadoras de segunda mano, por ejemplo, conservan su utilidad durante mucho tiempo, presentando un gran desempeño aunque hayan pasado los años. Sin embargo, hay muchas personas que desconfían del uso de este tipo de maquinaria usada.

TE PUEDE INTERESAR

A continuación, nos detenemos en el análisis de todo lo que implica la consideración de cosechadoras usadas.

1. Tendencia en alza

Lo primero que hay que decir al respecto del mercado de cosechadoras usadas en venta es que se trata de uno en alza, con cada vez más y mejores opciones. Esto ha llegado a tal punto que las mismas marcas empezaron a presentar catálogos de usados.

Se trata de una alternativa para ahorrar dinero en maquinaria muy costosa, buscando opciones que todavía pueden realizar bien el trabajo. Parte de esta tendencia tiene que ver con las maquinarias de ocasión, que se compran y venden en momentos particulares de la cosecha.

2. Eficacia

Es importante saber que las cosechadoras usadas pueden evidenciar desgaste y quizás haber presentado algún problema que haya requerido reparaciones, pero sigue siendo un equipo muy efectivo para las tareas.

Por supuesto, esto sucede en maquinarias que han tenido un buen cuidado a lo largo de su primer uso. Si logramos asegurarnos de esto, estaríamos consiguiendo un excelente resultado a un precio mucho más bajo que el de una cosechadora nueva.

3. Garantía de calidad

Una buena idea a la hora de considerar la compra de cosechadoras usadas es recurrir a primeras marcas, como forma de obtener una garantía de confianza. Entre estas, destacamos a Claas, New Holland, Case IH y las sólidas John Deere cosechadoras.

Esto implica la garantía de que, aunque se trata de maquinaria de segunda mano, la base es de buena calidad. Otras marcas que pueden dar buenos resultados son Massey Ferguson, Deutz-Fahr, Fendt, Laverda.

4. Suministro de repuestos

Hay que tener en cuenta que, al tratarse de maquinaria de segunda mano, puede que necesiten un mantenimiento más asiduo que las cosechadoras nuevas. Para esto, es necesario estar al tanto del suministro de repuestos.

Este es un aspecto fundamental a la hora de considerar la compra de este tipo de máquinas. Y esto tiene que ver no solo con la disponibilidad de repuestos, si no también con su costo, ya que de nada serviría ahorrar en maquinaria usada si luego los repuestos son muy caros.

5. ¿Cómo calcular el precio de reventa?

Finalmente, este punto tiene que ver con la compra de este tipo de cosechadoras pensando en un uso ocasional o estacional, de acuerdo a un momento particular de la cosecha. Calcular el precio de la reventa es clave a la hora de elegir una cosechadora usada.

Este cálculo se realiza en base a parámetros como el valor de adquisición, el número de años desde la compra original y el número medio de horas trabajadas en cada uno de esos años.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión