Política y Economía
COBERTURA INFOCIELO

Desde la Provincia también cruzaron a la Corte Suprema por el polémico fallo

Axel Kicillof dijo que los jueces de la Corte Suprema actuaron según intereses políticos para beneficiar a la oposición. Pidió una vez más modificar el tribunal

Luego del polémico fallo de la Corte Suprema de Justicia que le quitó un miembro del Consejo de la Magistratura al kirchnerismo para favorecer a Juntos, desde la Provincia se expresó el gobernador Axel Kicillof, quien fustigó a los jueces por haber intervenido de ese modo.

"Vemos todo lo que ocurre en la región y en Argentina ya esta pasando de castaño a oscuro", inició. "Con el cambio en el Consejo de la Magistratura lo que hicieron fue ponerle respiorador y revivir una ley derogada. O sea que el Poder Judicial puede revivir leyes porque no les gustan las que hay", lanzó.

TE PUEDE INTERESAR

En ese contexto, el gobernador dijo que la idea de cambiar la composición de los cuerpos es "según interés político" de los magistrados. "La Corte Suprema ya se mete en la respresentación de otro poder del Estado (por el Legislativo). Es alarmante", sentenció.

El gobernador coindició con lo que expresaron las y los sendadores del Frente de Todos en las últimas horas, como así también los miembros del Gabinete nacional: "Es un conflicto de poderes avasallar decisiones del Legislativo; es inaceptable e inaplicable".

Por eso, lo "bajó" a la Provincia y cuestionó si "ahora cuando se arma un bloque en la Legislatura le vamos a tener que pedir permiso a la Corte", para luego agregar que "yo observo como se configura nuestra Legisaltura y lo hago en respetuoso silencio porque respeto la división de poderes".

"Es para beneficiar a un partido, que es el que nomró por decreto a dos de los jueces de esa Corte. La liga de gobernadores ya planteó que tiene que haber una reforma en la Corte. Es urgente. Meten la mano en otro poder porque no le gusta, ya es pasar un límite indamisible", sentenció el gobernador.

axel kicillof olavarría.jpeg
Axel Kicillof dijo que los jueces de la Corte Suprema actuaron según intereses políticos para beneficiar a la oposición. Pidió una vez más modificar el tribunal

Axel Kicillof dijo que los jueces de la Corte Suprema actuaron según intereses políticos para beneficiar a la oposición. Pidió una vez más modificar el tribunal

La Corte le quitó un consejero al kirchnerismo

El movimiento de ruptura del bloque del Frente de Todos en el Senado que ideó la vicepresidenta, Cristina Kirchner, para poder alcanzar una banca más en el Consejo de la Magistratura fue anulada por la Corte Suprema de Justicia que decidió quitarle el lugar a un designado del kirchnerismo para beneficio de Juntos.

En concreto, los miembros del tribunal supremo decidieron hacer a un lado a Martín Doñate para dejar ese espacio al senador cordobés Luis Juez, quien había quedado afuera del Consejo tras la ruptura del bloque oficialista, lo que permitía al peronismo hacerse de la primera minoría ya que se formaron los bloques Frente Nacional y Popular, con 21 senadores, y Unidad Ciudadana, con 14 bancas.

Así, según la sentencia de los jueces Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz y Juan Carlos Maqueda, aquella jugada del kirchnerismo fue “manipulativa” y desnaturalizó “el fin constitucional de representación pluralista procurado por el constituyente y el legislador”.

corte suprema.jpg
La Corte Suprema asumió el control del Consejo de la Magistratura

La Corte Suprema asumió el control del Consejo de la Magistratura

“La Presidencia del Senado no solo designó al representante de ‘Unidad Ciudadana’ sin convocar al ‘Frente PRO’ para escuchar sus posiciones, sino que lo hizo de espalda a los pedidos escritos que este último bloque ya le había presentado”, señalaron en la sentencia.

A poco de conocer este fallo, el interbloque del Frente de Todos en el Senado de la Nación salió al cruce del máximo tribunal. "El de hoy fue un nuevo fallo político de la Corte Suprema de Justicia que representa un claro conflicto de poderes entre el Poder Judicial y el Legislativo", aseguró el Frente de Todos en un comunicado que lleva la firma de sus dos bloques: el Frente Nacional y Popular y Unidad Ciudadana.

"Se demuestra así la vocación de interferir en las decisiones políticas del Congreso, arrogándose facultades que exceden al Poder Judicial y con el claro objetivo de beneficiar al macrismo en la composición del Consejo de la Magistratura."

Para el cuerpo legislativo que comanda la vicepresidenta Cristina Kirchner, la resolución de la Corte Suprema, que fue firmada por tres de sus cuatro miembros, "es inaplicable porque la Corte no puede decidir ni intervenir en la conformación de los bloques dentro del Senado".

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión