Política y Economía Municipios
COMO EN 2016

El Tribunal de Cuentas multó a Arroyo y habló de “sucesivas irregularidades”

El intendente Carlos Arroyo volvió a protagonizar una polémica, luego de que el Tribunal de Cuentas de la Provincia lo multe a él y a varios de sus funcionarios, por inconsistencias en el manejo de los fondos públicos. No es la primera vez que el mandatario es centro de críticas por su irregular gestión.

El Tribunal de Cuentas de la Provincia de Buenos Aires aplicó duras multas contra el municipio de General Pueyrredón y también multó al propio intendente Carlos Arroyo. Un situación que se vuelve a repetir.

Es por serias irregularidades en torno al gasto público durante el segunda año de su gestión. Según informó el diario La Capital, el Tribunal formuló cargos que van hasta los 800 mil pesos y una multa personal hacia el jefe comunal, de 40 mil.

TE PUEDE INTERESAR

Una suma que el intendente tendrá que pagar en el plazo de 90 días. Tiempo más que suficiente, si se tiene en cuenta que su sueldo supera los 300 mil mensuales. Pero, las multas no fueron exclusivamente para Arroyo, sino también para varios miembros de su gabinete.

La administración de Arroyo, además de ser una de las más irregulares y prolijas, se convierte así en un blanco del Tribunal de Cuentas, que ya en 2016 había cargado contra el intendente. Su mala relación con Vidal, no puede ser tema aparte.

En ese año, el principal órgano administrativo había emitido una sentencia en la cual multaba al municipio por más de 15 millones de pesos. Según lo establecido, el Tribunal determina diferentes multas por “transgresiones administrativas y financieras”, pero también por diferentes “anomalías” e irregularidades en el manejo de los fondos públicos.   

      

Puntualmente en las nuevas multas que lanzó el Tribunal, se justificaron a partir de compensaciones de partidas mal realizadas, así como también por compras que no siguieron con el procedimiento tradicional, lo cual dejó mal parado al municipio en tanto transparencia.

También, el Tribunal mencionó “irregularidades en licitaciones” y adquisiciones de herramientas educativas, como guardapolvos, en las que aparecen sucesivas “inconsistencias”.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión