Política y Economía Sociedad
EL DOLOR DE LA FAMILIA

Murió la marplatense trasladada a Ituzaingó por coronavirus

Tenía 64 años. Luchó 43 días por su vida. Fue derivada desde Mar del Plata a Ituzaingó para pelear contra el coronavirus por el colapso del sistema de salud

María Teresa Lammenda, la mujer que a principios de enero contrajo coronavirus y tuvo que ser trasladada de Mar del Plata a Ituzaingó (más de 400 km) por el colapso sanitario para ser tratada por la enfermedad, finalmente falleció después de una larga lucha.

El deceso de la paciente de 64 años, que se produjo este jueves, fue confirmado con dolor por parte de su familia que decidió visibilizarlo. Por un lado para que se conozca el colapso sanitario y por el otro para generar conciencia. La afiliada del Pami mantuvo una lucha de 43 días para sortear el coronavirus pero con el paso de las semanas acusó un importante deterioro en su salud.

TE PUEDE INTERESAR

"Estamos destrozados pero queremos hacerlo público para que la gente tome conciencia, nadie se da una idea de lo que es la ciudad. Mi abuela empezó a salir de la casa a fines del 2020 recién y solamente para ir al supermercado y vernos a nosotros, sus familiares", dijo a INFOCIELO Guadalupe Giordano, una de las nietas. Así mismo, agregó: "Es injusto lo que le pasó. Acá en Mar del Plata salen todos, no hay control, el toque de queda no existe porque hay miles de fiestas clandestinas después de las 2 am".

El miércoles 6 de enero la mujer quedó internada en una habitación individual del Hospital Español donde era asistida con oxígeno con máscara. Pero con el correr de las horas, desde el centro hospitalario le indicaron a los familiares que la paciente debía ser trasladada por el colapso del sistema de salud de Mar del Plata.

"Lo irónico de esta situación es que ella le tenía terror al coronavirus, a estar internada, a dejar la tierra y estar sin compañía. al final si se lo agarró pero la luchó", relató la nieta de María Teresa.

El pedido y la autorización del traslado por el colapso sanitario fueron el puntapié inicial de una "odisea" para la familia de Lammenda: trataron de buscar por todos los medios una cama de alta complejidad disponible en la ciudad pero no la encontraron. La solución recién llegó cuatro horas más tarde, cuando se confirmó la posibilidad de la derivación a otra localidad. Y producto de la espera y el largo viaje, el cuadro de salud de la abuela de Guadalupe empeoró sensiblemente.

Al respecto, Guadalupe enfatizó: "El coronavirus hizo que primero esté en el hospital Español, donde la atendieron bien pero el tema es que no había camas, pero no solo en el Español, en ninguna clínica ni hospital de Mar del Plata, había colapso sanitario. Después lograron que la trasladen al hospital bicentenario de Ituzaingó y la atención fue excelente realmente, muy buena. Apenas llegó estaba muy mal porque sufrió muchísimo el traslado, allá lograron estabilizarla en un momento. Estuvo 43 días. Los médicos excelentes con ella y también en el trato para con nosotros".

Así, después de dos días de internación en Mar del Plata y otros 41 en el Hospital del Bicentenario de Ituzaingó, la mujer perdió la vida: "Ella era muy fuerte, guerrera y luchadora, amante de la vida, vivía riendo, disfrutaba con lo simple, amaba estar en familia, era pura felicidad y sus carcajadas las más contagiosas. Irradiaba luz y siempre lo va a hacer. A mi prima y a mi (dos de sus nietas) nos súper consentía como toda abuela, pero la relación era única tanto con nuestros papás y nosotras; vivía en el mismo terreno, estábamos juntos siempre. Teníamos pago un viaje para Brasil y por la pandemia fue cancelado, ahora ella va a acompañarnos en nuestra memoria y corazón", cerró Guadalupe recordando a su abuela.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fgguadagiordano%2Fstatus%2F1363165269879910401

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión