Política y Economía
ESCUCHA LA NOTA DE FM CIELO

Empresarios piden aplicar pase sanitario a trabajadores por los contagios de coronavirus

Preocupan los niveles de ausentismo por contactos estrechos y contagios de coronavirus en el sector fabril. CGERA pide exigir el pase sanitario a trabajadores.

Los empresarios argentinos empiezan a ver con preocupación los niveles de ausentismo de los trabajadores por coronavirus. Contactos estrechos, contagios y vacaciones amenazan con frenar el avance del sector industrial que recuperó su capacidad instalada hasta el 68 por ciento después de la crisis económica y la pandemia. Por eso, empiezan a presionar por medidas concretas.

Una de ellas consiste en que se los habilite a exigir el pase sanitario para ingresar a los establecimientos, especialmente fabriles, lo cual obligaría a los trabajadores a completar los esquemas de vacunación.

TE PUEDE INTERESAR

Así lo planteó Marcelo Fernández, presidente Cierres Lynsa, de CGERA y de la CAFAICYM, en diálogo con Feudale Café, en el aire de LA CIELO. "Estamos pidiendo pase sanitario para ir a espectáculos, subir a un micro o a un tren, estaría bueno que podamos pensar implementarlo para el trabajo", señaló.

Marcelo Fernández - presidente de CGERA

Coronavirus y vacaciones: la preocupación de los empresarios

"Esto implicaría que los trabajadores que han decidido no vacunarse y pongan en riesgo a sus compañeros, empiecen a pensar en que lo deben hacer", agregó el ex diputado por la provincia de Buenos Aires, quien sobrayó que "la vacuna debe ser obligatoria para cuidarnos, frenamos la propagación del virus".

En cuanto al impacto económico, el titular de CGERA remarcó que se viene "de un buen trimestre de fin de año, superamos la capacidad instalada de 2017. Nos costó mucho conseguir esto, no sea cosa que volvamos para atrás. Nos horrorizábamos con 30 mil casos, imaginate con 130 mil".

Respecto a la implementación del pase sanitario en empresas, admitió que la idea es trabajarlo con sindicatos. "Tenemos buena relación con el movimiento obrero, necesitamos del trabajador. Si no viene el trabajador, la máquina no se prende y no producimos. Con esto dejamos de tener esa competitividad y esa productividad que habíamos conseguido".

Fernández puso en duda las estadísticas que hablan de un ausentismo de entre 20 y 25 por ciento pero sí reconoció un impacto amplificado por las vacaciones.

"El 17 de enero se reintegra mucha gente, vamos a ver cuántos suspendieron vacaciones por contagios o contactos estrechos, con lo cual no se van a reintegrar porque tienen más días para reintegrarse", precisó.

Por último, alertó por el efecto que el ausentismo puede tener en los precios: "Esto es un problema de producción y de productividad. las grandes empresas cuando les pasa esto, cuando tienen menos producción, aumentan precios. Ellos pueden porque son monopólicos", remató.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión