Política y Economía
MEDIDAS

Elecciones 2021: qué pasará con las personas que tengan coronavirus

El Gobierno y la Cámara Nacional Electoral (CNE) acordaron un protocolo para evitar la propagación del coronavirus durante los comicios.

El Gobierno y la Cámara Nacional Electoral (CNE) establecieron que quienes sean positivos de coronavirus, tengan síntomas o hayan tenido contacto estrecho con alguien que curse la enfermedad quedan exentos de participar en las próximas elecciones.

Es decir que para las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) que se desarrollarán el 12 de septiembre y las generales legislativas del 14 de noviembre, quienes tengan sospechas o confirmación de tener coronavirus no deberán acercarse a las urnas.

TE PUEDE INTERESAR

Para justificar la no emisión del voto por tales motivos, se habilitará una opción en la página web oficial. Así lo informó la secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco en declaraciones para Noticias Argentinas.

Las autoridades apelan a la responsabilidad individual, ya que para agilizar la votación y evitar aglomeraciones, no se tomará la temperatura a los votantes. “Si una persona tiene fiebre y no se le permite votar, pero resulta ser que ese estado febril se debe a otra causa que no sea coronavirus, se le está prohibiendo ejercer su derecho”, ejemplificó.

Se determinó no tomar la fiebre, pero sí vamos a hacer una importante campaña para apelar a la responsabilidad de que todos aquellos que tengan síntomas, hayan tenido contacto estrecho o estén cursando la enfermedad no concurran al establecimiento de votación”, resaltó la funcionaria.

García Blanco informó además que mayores de 60 años no podrán ser autoridades de mesa. "Van a tener que excluir a los mayores de 60 años por el riesgo, entonces podrán optar por personas de entre 18 y 59 años. Sobre esa gente, muchos mayores de 50 van a estar vacunados, y muchos mayores de 40 también", dijo la funcionaria.

Cabe destacar que el horario de votación será el habitual, ya que los jueces electorales entendieron que era mejor aumentar la cantidad de establecimientos para disminuir la concentración que ensanchar el horario, porque también hay un proceso previo y posterior, que es la logística para que se lleven las urnas y para el escrutinio después, con lo que se iba a hacer muy tarde para el resultado provisorio.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión