Política y Economía
ALARMA

Coronavirus: toque de queda, más policía y menos micros por el rebrote

El rebrote de casos de coronavirus preocupa a Alberto Fernández y a Axel Kicillof, que lanzarán nuevas medidas para contenerlo. Enterate cuáles son.

El incremento de contagios de coronavirus a nivel nacional y el foco que las autoridades nacionales advierten en la Costa Atlántica y el AMBA encendieron las alarmas tanto en Casa Rosada, como en la gobernación bonaerense. Las medidas que analiza Axel Kicillof, el toque de queda sanitario que mañana dialogará con los intendentes y los anuncios que llegarían el viernes, después de la reunión que mantendrá en Olivos con Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta.

La cartera sanitaria bonaerense aguarda el desglose de los números del martes, miércoles y jueves para poder tener “un panorama más claro” de la circulación del virus después de los festejos de Año Nuevo y el inicio del segundo fin de semana largo del año. “Estamos en valores similares a los que se registraron en septiembre, un mes antes del pico del 2020”, advirtieron con preocupación.

TE PUEDE INTERESAR

Mientras que el grupo de asesores sostiene que la temida segunda ola podría comenzar en las próximas semanas y no en marzo como tenían previsto, Kicillof ultima los detalles con los intendentes para coordinar la implementación de las medidas restrictivas que se anunciarán a nivel nacional sobre el cierre de esta semana.

Screenshot_141.png
Kicillof y Alberto Fernández estudian medidas para frenar el rebrote de coronavirus.

Kicillof y Alberto Fernández estudian medidas para frenar el rebrote de coronavirus.

“El toque de queda sanitario es un hecho. Es una de las pocas medidas que estamos viendo que funcionan en Europa”, reconocen desde el Gobierno nacional. La medida comenzaría a regir a partir del lunes de la semana que viene y quedaría restringida la circulación después de las 22 horas en todo el país.

La medida tendría también su alcance en todo el territorio bonaerense, incluyendo la Costa Atlántica, pese a que la temporada de verano acaba de comenzar. De hecho, el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, fue el primero en anunciar la semana pasada la prohibición del acceso a la playa desde las diez de la noche y hasta las seis de la mañana.

Tal como anticipó Infocielo, el gobernador convocó el domingo a una reunión de emergencia que tendrá lugar el martes en San Bernardo para dialogar con los intendentes y analizar el impacto que tendrá el límite de la circulación por decreto. La medida es rechazada por Guillermo Montenegro, intendente de Mar del Plata, y Martín Yeza, de Pinamar; dos de los distritos que más aglomeraciones y fiestas clandestinas registraron desde el arranque de la temporada.

Los intendentes de Juntos por el Cambio anticiparon que darán pelea y piden una última apelación a la responsabilidad individual -mientras sigue corriendo la última campaña de concientización del gobierno-, antes de avanzar con las medidas restrictivas. Sin embargo, las imágenes del descontrol del primer fin de semana largo en ambos municipios fueron incluso foco de críticas públicas por parte del presidente y el gobernador.

“La prioridad es tomar medidas que ayuden a aplacar la circulación del virus, pero que tengan el menor impacto posible en la economía”, reconocen desde el Ejecutivo nacional. El foco del conflicto no está tanto en los locales comerciales, cuyos dueños cumplen en líneas generales con las disposiciones para evitar las clausuras; sino en las playas, en donde se registraron aglomeraciones “innecesarias” por la extensión de la Costa y poco cumplimiento del uso del barbijo y la distancia social.

Para incrementar el control en la playa y forzar el cumplimiento de la cantidad de personas por metro cuadrado recomendada por los infectólogos, se reforzará en los próximos días la seguridad con una dotación de 2.500 efectivos que se sumarán al Operativo Sol. De los 12.466 actuales, el total se elevará a 14 mil; unos mil efectivos más de los que participaron durante el verano del 2020.

Otra de las medidas que Kicillof dialogará mañana con los intendentes son las restricciones al transporte público que analiza decretar esta semana el presidente. “Una posibilidad es que vuelva a estar habilitado sólo para los trabajadores esenciales y no se descarta que en las próximas semanas se suspendan los micros de mediana y larga distancia. Todo va a depender de los números posteriores a Año Nuevo”.

Al toque sanitario y la limitación del transporte público se le sumará el cierre total de las fronteras –hasta ahora sólo se aplica con aquellos países cuya situación epidemiológica lo amerita- se analiza la posibilidad de que algunas provincias o municipios retrocedan de fase y vuelvan a cerrarse; siendo Jujuy, Catamarca, La Pampa y el AMBA los distritos que registran más contagios.

El viernes habrá una nueva reunión en Olivos para analizar lo que sucederá con el Área Metropolitana de Buenos Aires. Se espera que todos los anuncios previstos por parte del Ejecutivo nacional y Kicillof se realicen después de la cumbre que mantendrán con Rodríguez Larreta.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión