Política y Economía
CORONAVIRUS

Coronavirus: IHU, otra variante descubierta en África, el continente "olvidado"

La geopolítica le ganó a la solidaridad y África se consolida como la cuna de las nuevas cepas que retrasan el fin de la pandemia de coronavirus

Mientras la variante ómicron inunda de casos la república Argentina y la provincia de Buenos Aires, en Francia los científicos de la Universidad Aix-Marsella descubrieron una nueva cepa de coronavirus, que según revelaron "cuenta con 46 más mutaciones que ómicron" y que proviene de la República del Congo.

La variante, que denominaron IHU, aún es prácticamente desconocida como así también sus efectos sobre las personas. Pero lo que enciende las alarmas es la posible difusión mundial de una nueva variante de Covid-19 nacida en un continente que apenas pudo vacunar de forma completa al 11% de su población y que se ha cansado de lanzar pedidos de ayuda al mundo.

TE PUEDE INTERESAR

El escaso porcentaje de vacunación no responde a un movimiento antivacunas, como ocurre en los Estados Unidos, sino a la incapacidad de los países africanos de adquirir las vacunas. La Organización Mundial de la Salud (OMS), había previsto esto y generó un mecanismo de solidaridad, el famoso COVAX, para distribuir un fondo de vacunas de los países productores. Fracasó.

El fracaso del mecanismo Covax

En su propia página web, ponían como objetivo la distribución de 2.000 millones de dosis para finales de 2021, y la garantía de vacunas "para al menos el 20% de la población de los países". Los números van muy por debajo y afectan puntualmente al continente africano, justamente el más necesitado.

Así lo refleja uno de los bioquímicos argentinos que más siguió de cerca los números de la pandemia y sus diferentes aristas. "En el mundo se aplicaron más de nueve mil millones de dosis contra el COVID. El 58.3% de la población mundial recibió al menos una y el 6.6% ya tiene booster aplicado. En países de bajos ingresos, solo el 8.5% recibió al menos una dosis", indicó Santiago Olszevicki.

Continente sin vacunar.jpg
África, el continente sin vacunar contra el coronavirus.

África, el continente sin vacunar contra el coronavirus.

Aún es temprano para saberlo, pero la variante IHU amenaza con viralizarse igual que ocurrió con la cepa original, con la variante británica (Alpha), india (Delta), brasileña (Manaos) y sudafricana (Ómicron). "Una de sus mutaciones se asocia con un posible aumento de la transmisión del virus", señalan los científicos en sus conclusiones.

Mientras la gente -y también la comunidad política- muestra su fastidio por las nuevas olas de coronavirus que obligan a mantener la cautela, los cuidados y el sistema sanitario alerta justo cuando la vacunación parecía poner punto final a la pandemia en los países centrales, la geopolítica está a punto de tropezar de nuevo con la misma piedra.

Los pedidos de auxilio que las potencias mundiales ignoraron

Hubo fuertes advertencias de la comunidad científica mundial. Ya en julio de 2021, ante el avance de la cepa Delta surgida en una India que aún no tenía avanzada la vacunación, el Director General de la OMS, Tedros Adhanom, advertía que lograr al menos un 70% de vacunación en todos los países del mundo "es la mejor manera de frenar la pandemia, salvar vidas, impulsar una recuperación económica verdaderamente mundial y, de paso, evitar que otras variantes peligrosas tomen la delantera".

De ese tiempo a esta parte, fue completamente desoído, y la sordera de las potencias mundiales se paga con nuevas mutaciones y nuevas olas. Mientras los países miembros del del G20 recibían 15 veces más dosis de vacunas que los países de África -como afirmó UNICEF a fines de octubre-, y comenzaban a dar dosis de refuerzo, aparecían dos nuevas cepas con potencial mundial.

https://twitter.com/nkreplak/status/1464302107302019078

"La pandemia no va a terminar hasta que no se vacune toda la población mundial. La inequidad genera nuevas variantes que son más contagiosas y agresivas. El coronavirus nos enseñó que la salida es solidaria y colectiva", planteó el ministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak a fines de noviembre, cuando comenzaron a conocerse los primeros casos de variante omicron en el país.

Hasta que el pedido de auxilio no sea escuchado, y no se avance con la vacunación en el África, habrá nuevas variantes. Algunas -Lambda o Mu- afortunadamente no lograrán desarrollarse y convertirse en amenaza. Pero cada nueva variante será una moneda al aire respecto a la capacidad de contagio y síntomas que puedan generar, y una nueva posibilidad de estirar el fin de la pandemia.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión