Política y Economía
TRAS EL FALLO DE LA CORTE

Vidal no se quejó y la Provincia pagará el “costo fiscal” de las medidas que anunció Mauricio Macri

El Gobierno bonaerense admite públicamente pérdidas de 600 millones de pesos, pero en privado esa cifra se dispara hasta los 8 mil millones. El Gobierno trabaja a contrarreloj para sumarse al reclamo y evitar un juicio por mal desempeño contra María Eugenia Vidal.

La Corte Suprema de la Nación acaba de asestarle un verdadero mazazo a Mauricio Macri, pero no es él, sino el gobierno de María Eugenia Vidal y 17 millones de bonaerenses, socios forzozos de la alianza Cambiemos, los que padecerán los efectos más devastadores del ajuste indirecto de las cuentas públicas.

Pero el fallo expuso políticamente a Vidal, ante la posibilidad de que sea juzgada por mal desempeño de sus funciones, ya que se puede considerar que no cuidó celosamente el patrimonio de la Provincia. “Hay una masa de recursos que corresponden a Buenos Aires y que la Nación se apropió ilegalmente sin que el Gobierno haga nada, es clara causal de un juicio por mal desempeño de sus funciones”, explicaron fuentes versadas en la materia a INFOCIELO

TE PUEDE INTERESAR

En Calle 6 parecen estar muy al tanto de esa posibilidad. Por eso adelantaron a este portal que trabajan a contrarreloj para elevar un reclamo formal y que se ultiman detalles para que sea de una manera diplomática o que minimice el daño político hacia adentro de Cambiemos y  a la vez salvaguarde a la Gobernadora.

La explicación es sencilla: el Máximo Tribunal de Justicia del país le ordenó a la Casa Rosada que se abstenga de facturarles a las Provincias los costos fiscales de las medidas de alivio que tomó tras la derrota en las PASO, que incluyen la quita del IVA a alimentos, la elevación del piso para que menos trabajdores paguen ganancias y una reducción del Monotributo.

Claro que ese fallo alcanza únicamente a los gobiernos que se quejaron, casi todos de signo opositor, empezando por Entre Ríos. María Eugenia Vidal, haciendo gala de obediencia debida, no sólo no firmó el pedido de amparo sino que celebró el paquete de alivio de Macri.

“Lo importante de las medidas es que llevan alivio a los bonaerenses en este contexto de exigencia económica”, dijeron los voceros del Gobierno una vez que se conoció en detalle el impacto de esas medidas sobre las cuentas de la Provincia.

Eran cálculos benévolos que estimaban 600 millones en pérdidas. Unos 1.105 millones por la caída de la recaudación del IVA, 5.394 por la recaudación de Ganancias y 112 millones por el Monotributo, que totalizan 6.612 millones menos en la columna de los ingresos y que se compensaban con expectativas de recupero por estímulo de 6.014 millones.

Hasta ahí, lo que se admitía en público, que no era otra cosa que el guión que había dejado escrito Hernán Lacunza, que por esos días migraba de Economía de la Provincia a Hacienda de la Nación. Pero en privado, sus viejos colegas de Gabinete calculaban una cifra más cercana a los 8 mil millones.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión