Política y Economía
FINAL ABIERTO

Los intendentes arrinconaron a Edesur y esperan una solución definitiva

Es la primera vez que los jefes comunales que padecen el servicio de Edesur se aglutina de una manera tan decidida. Qué opciones se manejan de cara al futuro. En los distritos, está en juego la paz social

La concesión de Edesur nunca estuvo tan en duda como en este momento. Los intendentes peronistas de los distritos que padecen este servicio apretaron el acelerador y quieren ir a fondo. En el camino, consiguieron el aval de Axel Kicillof y de la Defensoría para arrinconar a la firma de capitales italianos.

El escenario quedó planteado para un final abierto. El Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, presentará este martes un escrito en el ENRE para pedir el fin del contrato y luego la pelota estará en la cancha del Gobierno Nacional.

TE PUEDE INTERESAR

El documento de la Defensoría estará profundamente argumentado y podría ser, voluntad política mediante, un puntapié para “echar a los italianos”. Los jefes comunales entienden que una recisión significaría un proceso complejo y con costos económicos y políticos, pero también saben que se llegó a un punto de no retorno. #LaLuzEsUnDerecho, reptien en Twitter

Durante este lunes, dos intendentes salieron a pedir abiertamente la estatización de Edesur. Uno de ellos fue Juan José Mussi, de Berazategui. En esa comuna, la falta de luz hace estragos porque la mayoría de los habitantes depende de la corriente para tener agua potable. Cuando se refiere a la prestataria, el Doctor menciona a “Esdesur SA” como “Edesur Sin Alma”.

Más allá del enojo de Mussi, un jugador clave fue Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, quien funcionó como articulador y también buscó el respaldo de Sergio Massa, titular de la Cámara de Diputados de la Nación. Marya Mendoza (Quilmes) y Mariano Cascallares (Almirante Brown) le sumaron volumen después.

Para los Ejecutivos locales se trata de la paz social. El malestar vecinal con los apagones se traduce en cortes de calles con quema de neumáticos, cortes de vías y puebladas incipientes. Pocas cosas generar más bronca.

Desde Edesur acusaron recibo y el presidente Juan Carlos Bianco, comenzó a llamar insistentemente a los dirigentes involucrados. Ninguno lo atendió. “Ya no hay nada para hablar”, le respondían por mensaje o por audio de WhatsApp.

En las últimas, según pudo reconstruir INFOCIELO, surgió una posibilidad intermedia. La propuesta de un intendente es que la deuda que la Provincia mantienen con Edesur –en compensación por la tarifa social- sea usada para hacer inversiones a través de los municipios.  No sería una solución de fondo, pero ayudaría para descomprimir la tensión imperante.

Edesur y el rol del ENRE

Más allá de su compleja estructura accionaria, Edesur es subsidiaria la italiana Enel, empresa semiestatal en aquel país. Por eso, los alcaldes comprometidos en esta pulseada no descartan la posibilidad de ir hasta la embajada de Italia a reclamar. 

Según números oficiales, Edesur opera 3.300 kilómetros cuadrados en la Capital Federal y en 12 partidos del sur del Conurbano (Almirante Brown, Avellaneda, Berazategui, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Lanús, Lomas de Zamora, Presidente Perón, Quilmes y San Vicente). Atiende a unos 2,5 millones de clientes y declara 5 mil empleados y acciones por $898.585.028

Los más cautos advierten que no sería negocio que los dueños de Edesur se vayan con las ganancias de los tarifazos y dejen las inversiones por hacer al Estado argentino. En el pliego de licitación, del año 1992, están los procedimientos de ruptura en casos de incipientes severos. Pero también figuran resarcimientos.

Según un estudio de la Universidad de Avellaneda, desde inicios de 2016 hasta 2019, los incrementos acumulados promedio de en energía eléctrica fueron del 3.624%. El trabajo tomó el año 2018 para medir una variación interanual –con respecto a 2017-. Edesur aumentó su rentabilidad 60% y ganó $ 1.423 millones netos.

Un dato no menor es que el interventor del ENRE (Ente Regulador de la Electricidad) es Federico Basualdo, alguien con experiencia en el cargo y uno de los investigadores que denunció, por ejemplo, el monopolio de la energía que ostenta Rogelio Pagano (dueño de Edelap y de otras empresas de interior) en la Provincia de Buenos Aires. Durante el macrismo, publicó artículos en el “El cohete a la luna”, el sitio de Horacio Verbitsky.

En uno de ellos (“¿Dónde va la plata de la tarifa eléctrica?”, publicado el 3 de febrero de 2019), denunció la falta de inversión de las diferentes compañías con respecto a 2015 y reclamaba un cambio de políticas para el sector:

La desregulación o, más bien, la regulación funcional de la actividad de distribución eléctrica en el AMBA y en la provincia de Buenos Aires limita la participación del Estado, nacional y provincial, a la fijación de tarifas que garantizan ganancias extraordinarias a las empresas del sector en detrimento de la calidad del servicio, la actividad económica y la economía de los hogares. Resulta evidente la necesidad un cambio de política sectorial que otorgue mayor protagonismo a la intervención estatal no sólo en la fijación de una política tarifaria acorde al crecimiento y desarrollo económico, sino también a la mejora de la calidad y la expansión del servicio.

EA

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión