Política y Economía
Quejas

JetSmart en El Palomar: una nueva falla en un avión causó varias horas de demoras y bronca en los pasajeros

La low cost atravesó un incidente en una aeronave que afectó a dos vuelos entre el aeropuerto de Santiago de Chile y el que está emplazado en el oeste del conurbano.

El nuevo incidente de JetSmart tuvo lugar el pasado domingo y afectó a los dos vuelos que la low cost operó entre el Aeropuerto Internacional de Santiago de Chile y la precaria terminal aérea de El Palomar. Ante las varias horas de demora, los pasajeros estallaron de bronca y descargaron su enojo contra la empresa.

El vuelo JA1005 estaba anunciado para arribar en el oeste del conurbano bonaerense alrededor de las 20 pero el avión recién pudo llegar en la madrugada del lunes, a las 1:11. Por su parte, el JA1006 que debía partir a las 21 desde la base militar hacia la capital del país trasandino, despegó pasadas las 2.

TE PUEDE INTERESAR

Según trascendió, los problemas comenzaron en Chile cuando los pasajeros denunciaron que a pesar de realizar el embarque del vuelo, luego los hicieron esperar más de una hora en la puerta sin llevarlos al avión y sin brindar información alguna de la demora. Pasaron más de tres horas y los viajantes seguían en la misma situación mientras fueron testigos cuando la tripulación se bajó del Airbus A-320.

 

 

 

Mientras tanto, en El Palomar también se experimentaban demoras y tampoco ningún empleado de la empresa daba explicaciones. El ambiente tomó mayor temperatura cuando las pantallas se actualizaron para informar que el vuelo que debía salir a las 21 no lo haría, por lo menos, hasta pasada la 1. Finalmente, con los pasajeros cargados de bronca y malestar, el vuelo partió con más de cinco horas de retraso pasadas las 2.

 

 

 

No es la primera vez que JetSmart (cuyo dueño, William Franke, participó del vaciamiento de Aerolíneas Argentinas y Austral en los ’90 y la dejó al borde la quiebra en 2001) registra problemas en Argentina, de hecho este ya es el cuarto incidente que acumula en un mes en nuestro país. La firma norteamericana ya había empezado con el pie izquierdo en El Palomar con el fallido vuelo inaugural del 27 de diciembre cuando se rompió el avión con los pasajeros a bordo antes de despegar.

 

Aeropuerto El Palomar y una larga serie de conflictos

Desde Julio de 2018 rige la solicitud de clausura definitiva del aeropuerto El Palomar ordenada por el fiscal federal Di Lello, en atención al peligro que representa la “cercanía de instituciones educativas en la aproximación del despegue y aterrizaje de los vuelos”, los “conflictos en seguridad operacional del tráfico aéreo”, entre otras cuestiones que ponen en riesgo la “seguridad pública” de pasajeros y vecinos de una zona densamente poblada como es la de los seis municipios que rodean el predio de El Palomar (Hurlingham, Morón, La Matanza, Tres de Febrero, San Martín y San Miguel)

Di Lello alerto que la Justicia debe actuar "antes que se caiga un avión y haya que lamentar centenares de muertos entre pasajeros y vecinos de El Palomar y alrededores".

Sin embargo, a pesar de que la solicitud de Di Lello  fue ratificada por otros dos fiscales federales (Germán Moldes y Franco Picardi), la jueza Martina Forns no sólo se negó a cerrar El Palomar  sino que avanzó en la dirección opuesta. De este modo, avaló el pedido del gobierno de Macri de intentar empezar a cerrar la causa del amparo colectivo vecinal que fue radicado en el Juzgado N°2 de San Martín, a cargo de la magistrada el 14 de septiembre de 2017.

En la actualidad tanto Flybondi como también JetSmart, utilizan el aeropuerto de El Palomar, que además de estar denunciado por presuntas vinculaciones con el narcotráfico y lavado de dinero, posee una demanda judicial ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación por el uso comercial del lugar. A su vez, es rechazado por los vecinos de los seis municipios de la zona que reclaman cada día más por los efectos nocivos que padecen.

El conflicto del aeropuerto El Palomar también le costó el puesto a Julian Cook quien fue desplazado de su cargo como CEO de Flybondi por decisión de los inversionistas que le recriminaron como mayor error estratégico haber elegido la Base Militar de El Palomar para volar en Buenos Aires.

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión