Sociedad
Vacuna nacional

¿En qué estado se encuentra la vacuna argentina de la UNSAM contra el Coronavirus?

Un grupo de 12 investigadores del CONICET y de la Universidad Nacional de San Martin trabajan en el desarrollo de una vacuna argentina que se encuentra en una etapa preclínica

Mientras que distintos laboratorios y compañías de todo el planeta compiten por encontrar la fórmula que pueda ponerle fin a la pandemia de Coronavirus que estremece al mundo, un grupo de científicos del CONICET y de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM)  trabajan a contrarreloj para que Argentina tenga su propia vacuna. 

El proyecto, liderado por la doctora Juliana Cassatro y en el que trabajan otros 11 investigadores, es uno de los 128 que se encuentran en fase pre-clínica a nivel mundial, según informaron desde la universidad.

TE PUEDE INTERESAR

“Nosotros recibimos un subsidio del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Agencia Nacional de Promoción para Ciencia y Tecnología a fines de mayo, y ahí inmediatamente, cuando nos dijeron que nos iban a financiar empezamos a trabajar”, contó en diálogo con Feudale Café, programa conducido por Marcela Feudale en LA CIELO FM 103.5, la doctora Karina Pasquevich, integrante del equipo de investigadores.

Según detalló Pasquevich, el desarrollo de esta vacuna se está llevando a cabo desde la etapa preclínica que es “donde se genera primero la formulación, la elección de la plataforma y los ensayos de inmunogenicidad en animales” y explicó que el monto de 100 mil dólares del subsidio que recibieron, corresponde solo para esa primera etapa.

“Tenemos una fórmula que da una buena respuesta y estamos viendo si la podemos modificar un poco para volverla un poco más potente y ahí tendríamos que ver de conseguir financiamiento para poder seguir adelante con las fases que siguen”, comento. 

En la actualidad, según la OMS hay 3 desarrollos científicos que están más avanzados: la vacuna experimental Sinovac Biotech(China), la llamada ChAdOx1 nCoV-19 de la Universidad de Oxford (Reino Unido), y la desarrollada por la compañía Moderna (Estados Unidos). Todas ellas compiten por llegar a la meta de una fórmula que garantice el fin del virus pero, para Pasquevich y el resto del equipo de investigación de la UNSAM, el objetivo no es llegar más rápido a dar con una vacuna, sino que Argentina pueda tener su propia vacuna y no dependa de la compra de dosis a laboratorios internacionales.

“Nunca lo vimos como una carrera ni creímos que íbamos a desarrollar una vacuna más rápido de las que ya se estaban desarrollando, sobre todo teniendo en cuenta que arrancamos más tarde y que somos una laboratorio de investigación, no una empresa” expresó Pasquevich y aclaró que la idea inicial era que, más allá de que se estuvieran desarrollando vacunas en todo el mundo, resulta necesario tener una propia para garantizar el acceso a todos los argentinos.

La doctora aseguró que seguirán trabajando para alcanzar ese objetivo y reconoció el papel del Estado argentino para acompañar este proyecto: “Estamos contentas de que haya habido una respuesta del gobierno en financiar investigación local para poder responder a la problemática”.

Escuchá la nota completa haciendo click aquí

¿Te gustó la nota?
Dejanos tu Opinión